Proceso de la lana - Manos del Uruguay

fotos aldo novick
fotos aldo novick

Proceso de la lana

Desde hace miles de años, los seres humanos han utilizado una vasta cantidad de materiales, técnicas y procesos para la elaboración de su indumentaria -vestimenta y adornos-. La vestimenta, además de protegernos del ambiente, constituye una expresión identitaria de cada grupo cultural, y de cada individuo dentro de ese grupo. Una de las materias prima más utilizada hasta nuestros días es la lana. Esta fibra natural, que se obtiene de los ovinos y otros animales, posee excelentes propiedades -aislante térmico, resistencia, elasticidad, superficie repelente, absorción de la humedad, bactericida, entre otras- para la confección textil. Además la lana, a diferencia de otras fibras, es biodegradable y reciclable.

Uruguay es el tercer exportador de lana a nivel mundial y nuestra lana es considerada de excelente calidad. Las ovejas en Uruguay son criadas a cielo abierto, alimentándose de pasturas naturales y cumpliendo con normas de bienestar animal. En nuestro país, la confección textil en base a lana es de larga data. Conjuntamente a la llegada de ovinos a este terriotrio, durante la época colonial y su masificación y mejora de razas a partir del Siglo XIX, se introdujeron saberes textiles que con el paso del tiempo fueron sentando las bases a tradiciones y expresiones locales. Varios son los procesos y técnicas por los que pasa la lana hasta convertirse en una prenda de vestir. Los más importantes son: la esquila, el lavado y peinado, el hilado, el teñido, el diseño, el tejido y la comercialización.

 


Esquilado
La lana en los ovinos crece todo el tiempo. Antes del verano, las ovejas y corderos son llevados a los galpones, donde se les corta la lana. A esta actividad se le llama esquila y a las personas que la llevan adelante, esquiladores. Cada oveja por año proporciona de cuatro a cinco quilos de lana.

 


Lavado y peinado

A la lana cortada se le llama vellón. Los vellones se ponen en grandes bolsas y se llevan en camiones a las barracas de lana. Desde allí, la lana es conducida a los “lavaderos”, donde unas grandes máquinas la lavan y otras la “peinan”. Algunas de las principales laneras del Uruguay cuentan con modernos sistemas de tratamiento de sus aguas, convirtiéndolas en industrias limpias con los estándares más altos de cuidado ambiental. Después del peinado, el vellón se transforma en mecha y se arrolla en “bobinas”.

 


Hilado

Para poder hacer artículos de lana, es necesario convertir la mecha en un hilo. A esta tarea se le llama hilar la lana. La lana se hila en ruecas, que retuercen la mecha hasta transformarla en un hilo resistente. Muchos de los hilados de Manos del Uruguay se hilan a mano y de forma artesanal. Con este hilo llamado hebra, se forman madejas.

 


Teñido

Para hacer prendas de distintos colores es necesario teñir la lana. Para ello, se sumergen las madejas en grandes ollas con agua hirviendo, en la que se van agregando diferentes tinturas: verde, roja, violeta, o de cualquier otro color. Se tiñe en pequeñas partidas. Se usan anilinas amigables con el medio ambiente, libres de tóxicos y metales pesados.

 


En base a un diseño preestablecido, los hilos son entrelazados -o tejidos- para dar forma a una prenda.
Se teje de forma sustentable, usando nuestras manos en lugar de máquinas industriales. De esta forma se generan más fuentes de trabajo y se reduce la utilización de petróleo y la liberación de dióxido de carbono (CO2) a la atmósfera.

 
Las distintas maneras de tejer
A mano, con agujas de tejer. El tejido “de punto” hace que la prenda sea flexible., Así se hacen los buzos, sacos, guantes, bufandas, medias y gorros.

 
A máquina manual, con las que se hace lo mismo, pero más rápido.


En telar, en el que se pueden hacer telas, alfombras, tapices, bufandas y ponchos. Con el telar se pueden obtener tejidos con otras texturas para elaborar productos más firmes. Cada prenda es única y trae con ella el trabajo de una artesana.


Comercialización
Luego de culminadas, las prendas producidas por las artesanas de Manos, son llevadas a tiendas de la organización para su comercialización en Uruguay y exportadas a otros países. En las vidrieras de París, Tokio o Nueva York pueden verse prendas de Manos del Uruguay, que son muy apreciadas por su calidad. Gracias a la lana de las ovejas y al trabajo de las artesanas, año a año y día a día se repite este proceso.

fotos aldo novick

Publicidad

728x90 hosting montevideo