El Teatro Real de la Moneda, Bruselas

El Teatro Real de la Moneda, Bruselas

La Monnaie / De Munt

El Teatro Real de la Moneda es una casa de ópera en Bruselas, Bélgica. Hoy, la Ópera Nacional de Bélgica, una institución federal, toma el nombre del teatro en el que se encuentra. Por lo tanto, Gold Mint of Munt se refiere tanto a la estructura como a la compañía. Como la ópera más importante de Bélgica, es una de las pocas instituciones culturales que recibe apoyo financiero del gobierno federal de Bélgica. En las últimas décadas, la Moneda ha estado dirigida por Gerard Mortier y Bernard Foccroulle y los directores musicales Sylvain Cambreling y Antonio Pappano.

El edificio actual es el tercer teatro en el sitio. La fachada data de 1818 con grandes modificaciones hechas en 1856 y 1986. El vestíbulo y el auditorio son de 1856, pero casi todos los demás elementos del edificio actual fueron renovados en los años ochenta. Es el primer teatro público para representaciones de ópera de la corte y la ciudad de Bruselas, construido entre 1695 y 1700 por los arquitectos venecianos Paolo y Pietro Bezzi. Plan de recuperación tras el bombardeo de Bruselas, fue construido en el sitio de un edificio que había servido para acuñar monedas. El nombre de este sitio, la Casa de la Moneda permanece unido al teatro durante los siglos venideros.

 


Se requirieron renovaciones a principios del siglo XX y en la década de 1950. En 1985 se determinó que era necesaria una renovación completa. Características como elevar la línea del techo por cuatro. Sin embargo, el auditorio rojo y dorado es básicamente el mismo. El lienzo de la pintura del techo se dejó atrás por primera vez en 1999. Estaba pintado en el lado derecho de la pared. El hall de entrada y la gran escalinata sufrieron un cambio radical, aunque las características originales como el monumento del escultor belga Paul Du Bois honrando al gerente y director musical Dupont (1910) y una serie de pinturas monumentales (1907-1933) de Emile Fabry, fueron preservadas. El arquitecto de Cork Charles Vandenhove creó un nuevo concepto arquitectónico para la entrada en 1985-86. Pidió a dos artistas estadounidenses que hicieran una contribución: Sol LeWitt diseñó un piso con forma de abanico en mármol blanco y negro, mientras que Sam Francis pintó un tríptico montado en el techo. Vandenhove también diseñó una nueva decoración de interiores para el Salón Real, una sala de recepción conectada a la caja real. Para este proyecto, colaboró ​​con el artista francés Daniel Buren.

En 1998, la Casa de Moneda adquirió la mayor parte del edificio vacío de la tienda por departamentos Vanderborght y una mansión neoclásica, ambos situados directamente detrás de la ópera. Los edificios fueron renovados y adaptados a las instalaciones técnicas y administrativas de la Casa de la Moneda, previamente distribuidas por toda la ciudad. El edificio también contiene grandes salas de ensayo para la ópera. La ópera se renovó entre mayo de 2015 y setiembre de 2017: el escenario fue elevado, se instaló un nuevo sistema de vuelo y se instalaron dos ascensores de escena. Esta es la producción más exigente técnicamente. Aunque la mayoría de las renovaciones fueron detrás del escenario, reemplazó las butacas con nuevos asientos de terciopelo. En diciembre de 2014, por diferencias artísticas, Morlot renunció a la dirección musical de Monnaie. En setiembre de 2015 la compañía anunció el nombramiento de Alain Altinoglu y su próximo director musical, a partir de enero de 2016.

Bruselas

El Royal Theatre La Monnaie está situado en la Place de la Monnaie, frente a la biblioteca y el casino, a pocas cuadras, caminando se puede llegar a la Gran Plaza en el corazón de la ciudad de Bruselas, con edificios de estilo neoclásico como el Ayuntamiento o la Casa del Rey, a pocos minutos la Iglesia San Nicolás, una construcción de estilo gótico, otro lugar interesante es el edificio neoclásico de la Bolsa. Recorriendo la ciudad encontraremos muchos restaurantes y bares con la clásica cerveza belga, pero la Cervecería Delirium Tremens, la más conocida de Bruselas ofrece más de dos mil sabores de cerveza.

 

La Gran Plaza de Bruselas


Desde la parada de metro Schuman podemos llegar a la zona del Parlamento Europeo. Después de ver el Parque del Cincuentenario, el Autoworld con una interesante colección de coches, desde la estación Merode se llega al Parque de Bruselas, la Place Royal, con el Palacio Real y el Palacio de la Nación, sede de la Cámara de los Representantes y del Senado desde 1830. Por la Rue des Colonies encontraremos la Catedral de San Miguel y Santa Gúdula, uno de los edificios más emblemáticos de Bruselas, a pocos minutos, siempre caminando está el Museo de Instrumentos Musicales. Saliendo del museo en el recorrido se encontrarán con el Hotel Ravenstein. Si se regresa hacia la Plaza Real, encuentran la Iglesia St-Jacques-sur-Coudenberg, el Museo Magritte y los Museos Reales de Bellas Artes de Bélgica.
Dependiendo de los días que uno esté en Bruselas, sería una buena oportunidad visitar Brujas, a solo 97 kilómetros, y si están con tiempo a mitad de camino está Gante, se pueden bajar del tren y recorrerla, ambas ciudades se pueden visitar en el mismo día planificando bien el tiempo, siempre caminando, y regresar a Bruselas por la noche para disfrutar de una cerveza.

Publicidad

728x90 Fi