San Gregorio de Polanco

San Gregorio de Polanco

San Gregorio de Polanco está ubicada en el corazón de Uruguay, en el Departamento de Tacuarembó, sobre el Río Negro. La temporada de verano y sus playas es la de mayor concurrencia de turistas; algunos de sus atractivos son los murales pintados por diferentes artistas en los muros y paredes de casas.

 


Desde Montevideo por ruta 5 son unos 370 kilómetros. Datos importantes a tener en cuenta para viajar desde Montevideo por ruta 5: hay que llegar hasta el cruce con carretera 43 – Achar; son 313 kilómetros. Se dobla a la derecha por ruta 43 - Achar y hay que recorrer unos 57 kilómetros más para llegar a San Gregorio de Polanco.

 

 

No olvidar controlar algunos temas importantes relacionados con su auto antes de salir, rueda auxiliar, controlar el funcionamiento correcto de su gato, por si debe cambiar una rueda, mapa de ruta y distancias entre estaciones de servicio para cargar combustible. La ruta 43 – Achar se debe transitar con cuidado, está en mal estado, despoblada, con zonas en las cuales deberá disminuir la velocidad para llegar sin inconvenientes.

 


Antes de la conquista española, vivían en esta zona indígenas, a orillas de un angosto curso de agua al que llamaban Hum y que hoy conocemos como Río Negro. En 1853, el general José Gregorio Suárez fundó allí una población, entre tierras que donó él y el estanciero Juan Cardozo. Se llamó Gregorio en homenaje a su fundador, mediante la alusión a un santo católico, de acuerdo a la costumbre española. Se agregó "de Polanco" porque el lugar era conocido como "Paso de Polanco". Fue muy frecuentado, el tránsito de las rutas, al estar ubicado en un lugar estratégico en el centro del país. En ese tiempo el Río Negro aun era muy angosto y pequeño.

 


En 1945 la represa ubicada en Rincón del Bonete, Dr. Gabriel Terra, inundó las zonas más bajas y modificó el paisaje de San Gregorio, y el Hum se ensanchó. La zona se transformó en balneario, con ciento veinte mil hectáreas de extensión de agua, arenas que rodean el lugar, convirtiendo la zona en un punto de atracción para turistas, en el centro del país. El paisaje, su costa, arenas y aguas ofrecen el entorno ideal en cualquier temporada del año, pero los tres meses de verano la convierten en la de mayor convocatoria, siendo difícil conseguir alojamiento sin una reserva previa.

 


San Gregorio de Polanco fue declarada villa en 1963 y ciudad en 1995. El 10 de abril de 1993 San Gregorio de Polanco fue inaugurada como el primer museo abierto de artes visuales del país y único en América Latina. Se conservan los murales pintados en paredes de casas y muros, algunos desgastados por falta de mantenimiento, pero siempre surgen nuevas propuestas. Los mismos fueron y son realizados por artistas internacionales y locales como Dumas Oroño, Tola Invernizzi, Clever Lara, Gustavo Alamón, Gustavo Alsó, Felipe Ehrenberg, Colombino, Augusto Esolk, Tomás Blezio, alumnos y maestros de la Escuela Nacional de Bellas Artes, Ignacio Díaz Rábago, Marylin Líftron, entre otros.

 


Los estilos de las pinturas, dibujos y murales son variados, al igual que las esculturas. Al cumplirse veinte años del Museo Abierto de Artes Visuales, en homenaje a Julio Uruguay Alpuy, el 29 de marzo de 2013, se pintó una “Alfombra Integradora”, a lo largo de más de una cuadra de la calle principal del balneario.

 

Publicidad

728x90 oidos