Bethel Woods Center For Arts

Bethel Woods Center For Arts

Bethel Woods Center For Arts

José Ma. Barrios

 

Universalmente reconocido como el festival de música que reunió en tres días una audiencia que se calcula cercana a las 500.000 personas, con una propuesta artística que en su amplia gama representaba a las formas de expresión musical más fermentales de fines de los 60’s y que curiosamente no se llevó a cabo en Woodstock como se lo denominó, sino que fue en la granja de Max Yasgur en Bethel.

 

La ruta antes de comenzar el festival

 

Bethel Woods en 1969 tenía apenas 2700 habitantes cuando quedó bloqueado por la invasión de medio millón de personas, además de quienes quedaron en la carretera sin poder siquiera acercarse al predio del festival.

 

Bethel y una larga fila de vehículos y público

 

Pudo haber sido una tragedia de magnitud inimaginable, pero todo transcurrió bajo la consigna de “Paz, Amor y Flores”, con tres muertes accidentales, y con lo que para muchos fue el final del sueño hippie.

 

500 mil personas en la praderas de Bethel

 

En el 2008 se inauguró el museo que conmemora Woodstock que ocupa parte del predio original de la granja; se puede visitar el sitio donde estaba ubicado el escenario histórico, se construyó un monumento que incluye placas recordatorias para los artistas y productores, también un pabellón con capacidad para 10.000 espectadores, inaugurado por Crosby, Stills, Nash and Young, un anfiteatro para espectáculos más pequeños, un sector para eventos gastronómicos.

 

Pavilion actual, vista aérea

 

Se puede hacer este circuito externo gratis, sólo se paga entrada para ingresar al museo, el cual está diseñado con recorridos por los antecedentes socio-político y culturales desde los 50’s en adelante, que van pautando los acontecimientos que determinarían las características en las que se desarrolló el festival.

 

Memorial

 

Los cambios en el vestir, los cambios en la música principalmente afro-americana, el avance científico, entre otros. De tal forma que el mega evento de agosto de 1969 no fue casualidad, sino consecuencia de lo que se venía procesando en distintas áreas del acontecer humano.

 

Espacio para proyecciones en pantallas

 

Hay mucho material inédito en audio e imágenes, móviles, un fusca y una camioneta pintados para la ocasión, vestuario de alguno de los artistas y un registro abierto para que quienes estuvieron en el festival, cuenten sus anécdotas.

 

Camioneta en el Museo

 

Un shop con memorabilia, un sector de exposiciones temporarias una exposición de ropa vintage y en una gran pared recordando a quienes participaron y ya no están, desde productores a músicos, con una breve reseña biográfica.

 

José Ma. Barrios en el Museo Bethel Woods

 

¿Cómo se llega desde Manhattan? Si no se dispone de automóvil, en la Port Authority Station la empresa de buses Coach tiene varios servicios diarios a Monticello, son aproximadamente dos horas y media de viaje y desde allí un servicio local recorre dos veces al día las 10 millas hasta Bethel Woods; con los boletos de ómnibus hay rebaja en el precio de la entrada al museo.

 

Algunas de las imágenes de la granja de Max Yasgur en Bethel, al finalizar el festival.

 

 


 dos entradas, una para el día 16 y la otra apara el 17 de agosto del 1969

Publicidad

728x90 landinelli