Jorge Vidart

1988
1988

Jorge Vidart

El invierno golpea nuevamente a una generación de fotógrafos. Hace unas semanas Jorge Ameal, hoy Jorge Vidart. Con solo 67 años murió el Vidart que en plena dictadura andaba con sus cámaras Nikon y lentes, documentando la vida. Amante de Roger Waters y de Zitarrosa, su Patria quedó impresa en un libro editado por el Centro de Fotografía Montevideo CdeF. Recorrió calles, bares, marchas, el interior del país, Cuba, Nicaragua; un día se fue para Paraguay y se tomó tiempo en regresar. Al hacerlo, se instaló en Maldonado. Ha retratado personajes y territorios con rollos Tri-X, imprimiendo fotografías blanco y negro, “Vidart se enamora de los seres antes de retratarlos, hurga en sus mundos íntimos, en sus vidas privadas, siente la necesidad de conocer con antelación a los héroes invisibles que quedarán inmortalizados en los negativos.” Texto correspondiente a su Muestra al presentar el libro Patria. Nos dejó Jorge Vidart en el agosto de Líber Arce, en el año en que viene Roger Waters a Montevideo. El invierno se nos está haciendo más frío, duele.

La foto es uno de los tantos momentos compartidos, en Chile 1988, durante la Gira de Amnistía Internacional por los Derechos Humanos. En la foto Laura Antúnez, Ana Pañela, Vidart, una amiga (no recuerdo el nombre) Pampin y el Corto Buscaglia. La segunda corresponde a una de las tantas fotos que pertenecen a Jorge Vidart.

 Entierro de Wilson Ferreira Aldunate. Montevideo, 1988, foto Jorge Vidart.

Publicidad

728x90 Fi