Tola Invernizzi

Vía Crucis 

Tola Invernizzi
Tola Invernizzi

Vía Crucis 


Tola Invernizzi (1918-2001)

Al cumplirse el centenario del nacimiento del artista el MNAV le rinde homenaje con la exhibición de la exposición Vía Crucis - Tola Invernizzi (1918-2001).

 Los siguientes textos son fragmentos de análisis realizados por los investigadores Vanina Arregui, Alicia Haber y Jorge Scuro, destinados al catálogo de la muestra. Hasta 21 de octubre de 2018, MNAV, Montevideo.



Tola, presente

Recuerdo el día, lugar y momento que conocí al Tola, fue en enero de 1987 [...] estaba exponiendo su obra: Vía Crucis en el castillo de Piria y quería conversar con un teólogo sobre su obra.
Recorriendo el Vía Crucis siento que Tola se identifica con el drama y la tragedia que allí se relatan. Redescubre su propia vida y se siente expresado. No es un espectador externo, es un testigo presencial y sufriente de de lo que van narrando sus pinceladas, salidas de una paleta alta...



Jorge Scuro



 


Códigos propios


Tola forjó una pintura contundente, dibujó con el color, contó con gran frescura, y dialogó con intensidad con el espectador. Se volvió, como muestran las pinturas de los años 80 y 90, un gran colorista; en sus telas los colores cantan y vibra la superficie. Manejaba códigos propios; sabía unir y contrastar pinceladas arremolinadas y gruesas pinceladas discontinuas con zonas de más quietud y uniformidad, chorreados, marañas, borrones, tachaduras, manchas, drippings con superficies muy cuidadas. Usaba las líneas irregulares y el gesto. Imágenes fluidas, formas fluyentes y orgánicas singularizan sus propuestas pictóricas.



[...] sostenía: Sigo repitiendo un par de cosas no pensadas de antemano en mis andares plásticos sino en los análisis posteriores de mí hacer: No hago cosas para mostrar, muestro para decir. Tal vez lo que hago no sean obras plásticas, tal vez solo literaturografía (*) [....] esa indisoluble relación de las artes visuales con la literatura y en especial con la poesía.

*) Invernizzi, Tola, presentación de la carpeta de grabados 2000, [en] texto de Alicia Haber para la presente exposición.



Alicia Haber






El Vía Crucis de José Luis (Tola) Invernizzi
La opción de volver a lo muy transitado, la de tomar un tema tan emblemático como lo es el Vía Crucis, es así mismo, una estrategia contra el tiempo. La densidad religiosa, metafísica, cultural, metafórica, de representación, de recurrencia, del último día de Cristo, es, sin dudas, más que inmensa. Con y en la obra que presenta esta exposición Invernizzi se suma a esa inmensidad.



Vanina Arregui




Las 15 Estaciones

Una obra que sintetiza el pensamiento humanista de Tola es "Las 15 Estaciones", serie de pinturas de 1.98 x 1.35 metros que registran en clave metafórica el Via Crucis cuyos alcances y connotaciones explicitó en el video de Costa Murta. Se basa en el pensamiento franciscano, y Tola tuvo a posteriori como interlocutor sensible e inteligente a Jorge Scuro, Licenciado en Teología, [...] quien luego recibió (1997) como legado esta serie para el destino que éste entendiera apropiado y para las exposiciones y divulgación que deseara. Tola aborda la Pasión para dar un mensaje de profundo sentido humanista, interesado en el destino del Hombre, la lucha contra la injusticia, la solidaridad, la dialéctica vida - muerte, la postura comprometida frente a la maldad, el valor de la continuidad de la especie.



Alicia Haber



 




Lo que recibimos


Reiteradas veces Tola insiste en la idea de que su obra no es su obra sino parte de la obra colectiva a la que otros han aportado con mayor o menor logro. [...] dice: ¿cuántos pintores de los buenos, de los que quisieron pintar y no pudieron, hay en la obra de cada pintor? Mucha gente agotó su alma pintando. Yo creo saludable iluminar la aventura compartida con los que intentaron y consiguieron cosas, y con los que lo intentaron y no lo consiguieron. Ese es el sentido de la cosa: el sentido de tradición como aventura compartida. Y no terminada. La creación, la búsqueda, el intento, son gestos de la aventura compartida de ser, aventura sin fin que se renueva en forma constante. Desde esta perspectiva se entiende lo anafórico en retomar el Vía Crucis como tema para sumar desde el hoy otra voz al multitudinario coro.



Vanina Arregui




Tola Invernizzi
(1918-2001)
Tola nació en Montevideo en el año 1918, hijo de padre uruguayo y madre italiana. Al fallecer el padre, cuando tenía poco más de veinte años, la madre quedó al frente del hogar, dedicándose al Hotel Italia de Piriápolis, toda una referencia del balneario. Desde 1950, cuando se casó, Tola pasó el resto de su vida allí, luego de vivir gran parte de su juventud, entre Buenos Aires, Montevideo y Piriápolis. 
Signaron su vida la militancia política, la entrega a numerosas causas sociales, la solidaridad, la generosidad, el desprendimiento, el altruismo, el humanismo, la valentía, su amor a la lectura y a la cultura, el contacto con los escritores más consagrados de la generación del 45, el culto más profundo a la amistad, la capacidad inagotable de seducir mujeres, una vida de excesos múltiples, la actitud bohemia, el arrojo deportivo, y una creatividad original que fue in crescendo destacándose sobre todo desde mediados de los años sesenta.


La militancia política: Tola tuvo una larga historia de militancia política vinculada al comienzo a la lucha contra el golpe de Estado de Terra (31 de marzo de 1933) y sus persecuciones políticas, las detenciones y deportaciones. Militante de "Avanzar", grupo creado por Héctor Grauert para resistir el golpe. El ascenso del fascismo en Europa, la ola dictatorial en América Latina, la ruptura diplomática con la República Española, en los años treinta, fueron acicates importantes para acentuar su actitud comprometida frente los atentados a la democracia. Sus horizontes ideológicos quedaron marcados por la Guerra Civil Española, que fue vivida con intensidad inusual en Uruguay y coaligó a las más disímiles fuerzas políticas y sociales en contra del franquismo.



Alicia Haber

 

Publicidad

728x90 (banifox)