El club de las no besadas

El club de las no besadas

Concurso Literario Juan Carlos Onetti
Narrativa Infantil y Juvenil
Premio 2016

El club de las no besadas
de Alicia Alba Cabrera

Palabras de Sergio López Suárez en la presentación del libro:


Estoy aquí porque acepté con mucho gusto el pedido de Alicia Alba Cabrera para presentarla brevemente y compartir dos o tres reflexiones motivadas por su novela El club de las no besadas, Premio Onetti 2016. Me parece que la descripción que Alicia hace de sí misma será más que significativa para aquellos que no la conocen; dice así:

"Me gusta tanto escribir como leer. Pero escribir para niños me produce sonrisas en el alma y despierta carcajadas en el teclado de la compu y eso, eso está buenísimo." Comparto otros datos que figuran en la web: "Alicia Alba Cabrera es maestra especializada en Dificultades del Aprendizaje, locutora y escritora. Trabajó como maestra en distintas zonas y escuelas de Montevideo, ámbito en el que transmitió su experiencia a niños y adolescentes en talleres de lectura, escritura y expresión por el arte." A estos datos le agrego uno fundamental: Alicia es una humorista magistral, mediante sus creaciones literarias es capaz mostrarnos la vida en sus aspectos más insólitos y sus contradicciones más flagrantes.


En 2012 publicó Taza - Taza (Cada uno para su casa), novela que fue premiada en el Primer Concurso de Literatura Infantil y Juvenil de Ediciones de la Banda Oriental y la Biblioteca Nacional del Uruguay. Destaquemos que en este mismo concurso le concedieron también una mención por su obra “Cuentos de Barriomagia”. En 2013, su novela “Mentiras y bicicletas”, obtuvo el Primer Premio Sigmar-Mosca de Literatura Infantil. Con su relato “Las últimas palabras” obtuvo el Primer Premio en el concurso de cuentos organizado por la Cooperativa Bancaria y Banda Oriental.

Hay una advertencia, de la prestigiosa escritora alemana Christine Nöstlinger, que le cuadra perfectamente a Alicia Cabrera. Nöstlinger escribió : "La literatura infantil no es una pastilla pedagógica envuelta en papel de letras sino literatura, es decir, mundo transformado en lenguaje". Y el mundo, transformado en lenguaje por Alicia, es por momentos alucinantes, híper reflexivo, y sobradamente autocrítico sobre aquello que va exponiendo. Sabemos que la buena literatura infantil es un arte que recrea contenidos humanos profundos y esenciales; emociones y afectos, capacidades y talentos que abarcan percepciones, sentimientos, memorias, fantasía y la exploración de mundos innatos.

Todos estos aspectos los hallamos al leer esta novela de Alicia; pero los encontramos expuestos con un lenguaje coloquial vivo, rico en expresiones del habla popular, enriquecidas por permanentes toques humorísticos, muy oportunos, porque ese humor le confiere a la novela no solo diversión, sumada a un ritmo ágil, sino que, cuando Alicia contrapone temas profundos, el contraste consigue el acto mágico de conmover. Se necesita mucho oficio para balancear con solvencia el manejo del humor permanente y temas propios de la vida real trasmitidos con tremenda credibilidad por los protagonistas, puedo asegurarles que El club de las no besadas consigue ese difícil balance.

Para mí, Alicia exhibe un estilo literario donde prima una especie de espiral de palabras que trataré de explicarlo en forma oral: Voy a valerme de dos ejemplos geométricos: ESPIRAL INVERSA y CINTA DE MOËBIUS. Espiral inversa. La llamo así porque la definición de espiral dice: "Línea curva que describe varias vueltas alrededor de un punto, alejándose cada vez más de él." Alicia hace exactamente lo contrario. Observen en esta ilustración que traje para visualizar mejor la idea que intento trasmitirles.

Cinta de Möebius: Traje conmigo una tira de papel que me servirá para que visualmente capten el concepto que pretendo compartir. Antes diré que:
MARTINA Y CANDELARIA son dos amigas que viven en mundos opuestos, pues ellas tienen situaciones familiares, intereses y preocupaciones totalmente diferentes. Sin embargo, gracias a la habilidad literaria de Alicia, logrará que, poco a poco, ambos mundo giren buscándose, hasta conseguir, cual una cinta de Moëbius, que las diferentes maneras de percibir el mundo que cada una tiene convivan pacíficamente en un mismo y único nivel. (Cinta)

Como resumen final, siento que Alicia Cabrera demuestra una audacia poética que surge de la fuerza expresiva del lenguaje puro, cercano a los lectores, con un toque permanente del mundo lúdico mediante el cual no solo divierte sino que advierte al lector, con mucha sutileza, sobre algunas características destacadas que trascienden la vida de sus personajes y las instala con rigor literario en la vida real de cada lector. Felicitaciones, pues, por esta capacidad que está al alcance de los ojos de quien quiera comprobarlo. (Esta es una manera disimulada de sugerirles que compren el libro.)
Para finalizar solo diré: Bienvenido El club de las no besadas y bienvenida Alkara, el pseudónimo que suele utilizar Alicia Alba Cabrera.

 

Alicia Alba Cabrera, Alkara
Montevideo, Uruguay


Maestra y escritora. Ha sido galardonada en varios géneros literarios, destacándose especialmente en el de literatura infantil y juvenil. En 2012 publica Taza-Taza (cada uno para su casa), premiado en el Primer Concurso de Literatura Infantil y Juvenil 2011 (Ediciones de la Banda Oriental y Biblioteca Nacional), y obtiene una mención por Cuentos de Barriomagia. En 2013 recibe el Primer Premio en el Concurso Sigmar-Mosca de Literatura Infantil y Juvenil por su retrato Mentiras y bicicletas (Editorial Sigmar, Argentina). En 2016 obtiene el Primer Premio del Concurso Literario Juan Carlos Onetti por su novela El Club de las no besadas. Muchos de sus cuentos y poemas han sido incluidos en diversas antologías.

Esta novela narra una historia de amor y amistad y, con gran frescura y humor descacharrante, cuenta las peripecias que viven dos adolescentes para hacer realidad sus sueños. Martina y Candelaria son mejores amigas y, aunque sean tan diferentes como sus historias de vida, tienen muchas cosas en común. Con otras amigas crean un club superparticular, tan original como divertido. Juntas saben cómo multiplicar las alegrías y mitigar las tristezas.

El clima narrativo mantiene el interés a lo largo de todo el relato. El abordaje a través de la voz de los personajes y de la propia voz narrativa desarrolla una obra original y con estilo propio. Con contenidos que apelan a estereotipos de género y costumbres convencionales, la resolución literaria, planteada de forma sutil y adyacente, deja entrever la presencia de nuevas subjetividades. Por unanimidad, se otorga el Primer Premio a El Club de las no besadas. Martina Gadea, Gabriel Maccio, Lía Schenck

Publicidad

728x90 Salus