Lugar sin fin

Lugar sin fin

Lugar sin fin

David Cortés Cabán

He aquí un libro de poesía. Poesía en verdad que fluye como sustancia única y misteriosa de la existencia humana, voz auténtica e irrepetible del poeta que canta para todos y desde una comunidad profunda que lo habita. David Cortés Cabán da fe con Lugar sin fin de su pertenencia a esa tribu que descifra lo invisible. Urde un discurso con los atributos de la levedad y la transparencia, con la precisión y la dialéctica. Dota de ingravidez a las imágenes que brillan en la oscuridad de un tránsito doliente y sin remedio.

El drama se aligera en la tonalidad del sueño y del cine, en partículas de olvido que arriban a la pantalla de la memoria, con su saber y la experiencia de lo oculto. La duda es la única certeza inevitable del poeta que cae de corazón sobre la rosa. De la conciencia del dolor refulge un ir y venir de voces y de ausencias. La levedad de los significados se agrupan en las honduras del lenguaje para asaltar con emoción en la palabra precisa.

La transparencia no sólo es el espacio semántico de estos poemas, es también la virtud que los revela y enmascara: “Ven y mira, mi cuerpo flotando / igual que un pájaro / en la tempestad.” La sencillez es su principal cualidad para comunicarnos la imposibilidad. Aquello que está al alcance de la mano es apariencia, espejismo. No obstante, el amor es la única posibilidad de redención ante el olvido y lo irreal, es la prueba del extraño que retorna: “Soy el mismo, soy el otro.” El lector se halla ante una poesía de gran calado existencial y estético.

José Ángel Leyva


Diseño y formación: Alejandro Mojica Díaz, Alfonso Sánchez Díaz. Gramises Servicios Editoriales y de Comunicación. Coyoacán, Ciudad de México. Colección Temblor del Cielo 2017. 



El paisaje

Lo perenne

lo imperceptible

al comienzo

del primer acto

Cuando el ave vuela

a ras de la tierra

y todo

comienza a renacer

Y no hay nada

que recuerde a ese

que camina

lejano y sin fin.

David Cortés Cabán

Publicidad

728x90 (banifox)