Otis Rush, murió a los 84 años

fundador del sonido blues West Side de Chicago
Otis Rush, murió a los 84 años

Otis Rush ha muerto a los 84 años tras varias complicaciones surgidas a partir del derrame cerebral que sufrió en 2003. El guitarrista y cantante fue emblema del blues eléctrico de Chicago de los años 50 y un ejemplo de aquella prominente escena de músicos negros que habían emigrado desde zonas rurales de EEUU a esta ciudad del norte, que experimentaba una expansión económica gracias al desarrollo industrial. La encargada de comunicar el fallecimiento fue Masaki Rush, esposa de Otis, a través de una nota en la web del músico. "Conocido como un arquitecto esencial del sonido West Side de Chicago, Rush fue ejemplo del estilo modernizado de blues urbano en clave menor con su estilo de tocar la guitarra amplificada y con influencia del jazz, sus apasionadas interpretaciones vocales y el acompañamiento de una completa sección de viento", señala dicha nota.

Con un estilo denso y poderoso, Rush ayudó a electrificar el blues rural junto a la generación de los Muddy Waters y Buddy Guy,
y tuvo una influencia directa en los grupos ingleses de los años 60 que adoptaron el blues como el pilar de su música, caso de The Rolling Stones y Led Zeppelin, y fue particularmente señalado como inspiración por Eric Clapton o Peter Green (Fleetwood Mac). Rush, originario del estado de Mississippi, era zurdo y aprendió a tocar con una guitarra de diestro, con las cuerdas ordenadas en sentido inverso al habitual, como su coetáneo Albert King, lo que influyó en su estilo. Empezó a grabar en 1956, a la edad de 21 años, y los años 60, con el éxito de la llamada British Invasion, desarrolló una prominente carrera, grabando para sellos como Chess y Vanguard y ofreciendo giras por EEUU y Europa, donde el blues tuvo bastante aceptación. El interés por el blues decreció durante los años 70 y 80 y, del mismo modo, Rush tuvo problemas para desarrollar su carrera musical, con pocas grabaciones y actuaciones. En los 90 gozó de un último momento de reconocimiento con los discos Ain't Enough Comin' In, el primero que registraba en estudio en 16 años, y Any Place I'm Goin', por el que fue premiado con el Grammy a Mejor Álbum de Blues Tradicional. Un derrame cerebral en 2003 le apartó definitivamente de los escenarios y los
estudios de grabación.

Publicidad

728x90 (banifox)