La bufanda de los sueños

La bufanda de los sueños

La bufanda de los sueños

¿Alguna vez te has preguntado dónde fue a parar ese sueño que tanto deseabas realizar y que ahora te es indiferente? La explicación es sencilla, pero difícil de aceptar. A diferencia de su nacimiento, el motivo por el que se desvanece es ajeno a la razón o a los sentimientos. Tiene que ver con la ropa. Yo lo asimilé cuando conocí a Rocío Gaztelu.

Al nacer un sueño se revela un hilo de nuestra camiseta o jersey y se bambalea… listo para volar. Rocío no lo sabía. Simplemente le gustaba arrancarlos de las prendas de quienes apreciaba. Quería hacer algo especial con ellos. Del ovillo hizo una bufanda. Al usarla, empezó a vivir los sueños de los demás. Experimentó aventuras insospechadas y, aunque la extasiaban, le producían tristeza. Sus propios sueños no tenían cabida. Deshizo la bufanda y devolvió las hilachas, pero ya nadie quiso perder su tiempo en asuntos improductivos.

Rafael R. Valcárcel


Rafael R. Valcárcel nació el 26 de agosto de 1970, a diez minutos de un río y a tres horas del mar, Arequipa, Perú. En 1987 se traslada a Lima por estudios, en el 97 se establece en La Paz por trabajo y en el 2002 cruza el Atlántico por algo menos ficticio. Actualmente vive en Madrid.

Desde su infancia, antes de dormir, le gustaba crear historias con la intención de continuarlas en el mundo onírico, consiguiéndolo algunas veces; las suficientes para no perder el interés por soñar. Más que un escritor, Rafael R. Valcárcel se considera un creador de historias, empleando distintos géneros para plasmarlas. En la última década, ha colaborado con una serie de medios de comunicación físicos y digitales.

Publicidad

728x90 Salus