ENGENHEIROS / NANDO MICHELIN - EBINHO CARDOSO

ENGENHEIROS / NANDO MICHELIN - EBINHO CARDOSO

ENGENHEIROS
NANDO MICHELIN - EBINHO CARDOSO


Selección de poemas de Joao Cabral musicalizados y arreglados por Nando Michelin; piano y Ebinho Cardoso; bajo y voz junto a Tiago Michelin, bateria - Rogerio Boccato, percusion - Leo Amuedo (8) Claudio Ragazzi (4) ambos en guitarra - Paul Sanchez, flicorno (5) - Tucker Antell saxos tenor y soprano y flauta (1,5,7,8) - Samuel Batista, saxo alto (5) - Kevin Owen, corno frances (8) - Leah Zeger, Rachel Grotenhuis, violins - Ilona Geller, viola - Irina Chirkova, cello (1,6) Yulia Musayelian, flute (1,4) Barbara Lafitte, oboe (6) - Mirella Costa, Sergio Santos (2) Renato Braz, (6) vocals and Ian Cardoso, backing vocals (1,4,5,7,8).

Sergio Faluótico
desde Montreal, Canadá


Joao Cabral de Melo Neto
(1920 - 1999) poeta brasileño cuyo estricto uso de métrica, rima y meticulosidad en las imágenes y construcción de sus poemas le valió el sobrenombre de El Ingeniero. Nada mal para un poeta que decididamente no gustaba de la música. La lista de músicos a los que este dato anecdótico les ha importado muy poco es larga e ilustre: Chico Buarque, Caetano Veloso por nombrar dos y hoy el pianista uruguayo Nando Michelin y el bajista brasileño Ebinho Cardoso que son objeto de nuestro comentario. Apropiadamente llamado ENGENHEIROS esta música, minuciosamente arreglada, pinta escenas y emociones. Marca con su personal idiosincracia y respeto al trabajo de Joao Cabral de Melo Neto el punto de partida ideal para la adaptación de diez de sus poemas.

Con un énfasis en el trabajo arreglístico a partir y desde el poema Michelin y Cardoso producen un trabajo de excepcional belleza y sutileza, con evidentes contornos jazzistas, fuertemente arraigados en la tradición brasileña y totalmente dedicados al servicio del ensemble como vehículo para potenciar el poema como elemento sonoro, casi desprovisto de histrionismos instrumentales. Pero vaya si los hay: es el ensemble mismo funcionando como una unidad, cohesiva e incontenible, como los poemas que efectivamente representan. Sugerido por los músicos, sin necesidad de macharlo constantemente, el tempo fluye como un río, sopla fuerte como huracán o refresca como suave brisa.

Todo esto es debido también al gran trabajo de Tiago Michelin en bateria: sobrio, sutil al momento de marcar los arreglos. El agrimensor de este proyecto midiendo y marcando cuidadosamente el terreno para que los arreglos, y por ende la música, fluyan con precisión y soltura. El fuego es otro elemento que esta vez identifica a los músicos llevando a cabo sus funciones con extremada soltura y eficacia: ésta no es música para simplemente establecer un groove sobre los acordes e improvisar. Hay que prestar atención, hay que también evitar el mecanicismo o robotismo, hay que contribuir a que ese plano trazado por los Ingenieros respire y así cobren vida sus creaciones, esas estructuras sonoras donde los poemas resuenan con voz poderosa.

Toda esta atencion al detalle no quiere decir exclusión de la improvisación.
Sí la hay, solo que hecha parte y esencia de la composición, consecuencia del arreglo respirando profundo, abriendo una ventana por la cual entre la frescura del solista. Los solos de Nando Michelin al piano en ciertos temas, por ejemplo. Nando ha llegado a un alto grado de expresividad melódica afirmada en un gran sentido ritmico. Sus solos pintan historias dentro de las historias, tensiona y relaja el tempo y la armonía. Creo que ha llegado al punto donde deja que el color de la viñeta musical y las palabras de los poemas guíen su enfoque solista y así poder descubrirse él mismo dentro de cada espacio.

Ver (y oír y sentir) por ejemplo sus solos en A Carlos Drummond de Andrade donde su piano corre y recorre (al unísono con las flautas) el terreno abierto por la base rítmica. O en Cemiteiros Pernanbucanos donde sus frases fluyen como un río y sus notas son tan de la tierra del poema que el poema no siente su intrusión. Ebinho Cardoso es O vento no canavial, literalmente, construyendo su solo como viento soplando suave para desatarse más fuerte sobre ese cañaveral al final. Su voz es brisa llevando los poemas palabra a palabra sobre el entramado de acordes y melodías a lo largo de todo el CD. Los temas se ven coloreados con diferentes texturas gracias al apoyo de varios músicos invitados en diferentes temas. Más notoriamente un excelente solo de tenor de Tucker Ansell en O poeta y Mirella Costa y Sergio Santos en Cançao e Ian Cardoso en coros a lo largo de varias canciones. Capítulo aparte para un cuarteto de cuerdas excelente agregándole ese color extra a A Carlos Drummond de Andrade y A Bailarina donde crean el espacio sonoro y visual para su "danza sobre el pavimento anterior al sueño".


Dos críticas, nada más.
Hubiera sido muy interesante agregarle los poemas en la tapa y poder leerlos al escucharlos. De esa forma, me parece que este trabajo excepcional de Nando Michelin y Ebinho Cardozo hubiera cobrado una dimensional inasible a muchos de los proyectos musicalizando poemas: el de hacer el uno la cara auditiva de un diamante visual pintando un cuadro sonoro que recrea al poema original en toda su dimensión: la de ser un momento cristalizado en el tiempo. Problemas de autorización seguramente se lo impidan (ver entrevista aparte).

La otra es un poco más de índole organizativa. De repente con un orden diferente de los temas se hubiera evitado un poco que el programa se cayera algo en tensión al final. Críticas menores, sí, pero que pueden mejorar la presentación de futuros proyectos. En resumen: un CD de primera línea, con mucha sutileza, con mucho swing, con grandes orquestaciones donde un pequeño grupo de músicos le saca el máximo jugo a arreglos muy detallistas; donde la poesía y la música no dejan nunca de convertirse la una en la otra, donde esa línea divisoria entre texto y canción se pierde bajo el peso incontenible del buen gusto y del sacrificio del virtuosismo en aras del sonido, majestuoso e incontenible de esta poesía musicalizada o música poetizada: usted elige.


1. A Carlos Drummond de Andrade - 2. Pequena ode mineral - 3. Cançao - 4. A moça e o trem - 5. O poeta - 6. A bailarina - 7. Cemiteiros Pernambucanos - 8. Janelas - 9. O vento no canavial.

Publicidad

728x90 (banifox)