Manuel Capella

foto aldo novick
foto aldo novick

Gallego para siempre

Mantiene su identidad entre su gente; su historia la dejó grabada y muchos lo recuerdan por su apodo. La Blanca sigue sonando entre callejones de muerte de vías que el tiempo cubre, repicando el costado izquierdo de 8 de Octubre. Con el Choncho por la Curva y los del Danubio, con la magia del Negro Luz y su clarinete, van juntos allá por la sombra de la vieja Plaza de Toros o más atrás, en el hombro de Villa Española, la puerta del Puerto Rico, en la Unión… Palermo, Salamanca o Ecuador. Una historia que continúa caminando entre historias silenciadas. El 8 de diciembre es fecha de nacimiento de Manuel Capella, Gallego, así, para siempre…


Julio Garategui sobre Manuel

Ni el mismo Gallego se hubiera imaginado que era capaz de nuclear a tantos amigos, tantos recuerdos… en un acto como éste, que escapa a todo tipo de calificación. De Manuel se puede hablar de muchísimas cosas… El Gallego dibujaba la sonrisa más hermosa que uno se pueda imaginar. Y a nivel de anécdotas hay una que es maravillosa. Estaba en Ecuador Guayasamín, pintando un enorme cuadro de Fidel Castro; el Gallego se acerca, mira el cuadro y le dice: “¿Lo terminaste?” ¡Y le pasó el dedo por encima a la tela! (carcajadas). Yo pensé que Guasyasamín lo tiraba de la ventana para afuera, porque era crudo, era el tipo más antipático que se podía pedir cuando estaba dentro de su taller. No dejaba entrar ni a los hijos. Pero lo que pasa era que Manuel era el hijo multiplicado por 10; lo amaba de una forma increíble. Yo no lo podía entender… Y Guayasamín dice: “¿Vos sabés que queda lindo ese dedo”? Increíble.

Otra: Un día también estábamos en Ecuador; llego y el Gallego hablaba por teléfono y le comenta a quien le hablaba: “Acá estoy con el Negro Garategui… Ché, a ver cuándo nos juntamos a tomar unas copas y unos versos… Pará, pará, que te va a saludar” Y me dice: “Negro, saluda a Omar”. “¿Quién es Omar?” “Torrijos”. ¡Era el Presidente de Panamá!

¡Hasta dónde llegaba el amor de la gente por Manuel! Es inexplicable. Porque lo querían los del sótano y los del cielo. Era un individuo que no tenía dimensión para dar y para recibir. Por eso a mí me cuesta mucho hablar en tiempo pasado; el Gallego está acá. Por lo menos, cada vez que “entremos a la noche”, como decía Nacho (Suárez), el Gallego está, dando vuelta con el dedo esos cubitos de hielo y una frase hermosa que siempre decía y que yo al principio no entendía: “Hermano, vamos a ver cuándo nos juntamos para hacer sudar los vidrios”. ¿De qué otra forma se puede hacen sudar los vidrios si no es con un cubito de hielo dentro de un vaso de whisky? Eso era Manuel; eso ES Manuel.

Eso será Manuel por siempre. Comprometido hasta las últimas circunstancias con lo que él siempre consideró su patria. Por eso digo: jamás vi un gallego más uruguayo. Y dudo que haya alguien que le pueda empardar en cuestiones de amor, cariño y solidaridad. Por eso, mi agradecimiento a ustedes, a quienes han preparado esto. Y mi gran abrazo a Gilda, la compañera de siempre, la mujer indoblegable que estuvo ahí, hasta el último instante. ¿Qué digo último instante? Que sigue estando ahí. Gilda, gracias por reunirnos.

Julio Garategui, domingo 8 de diciembre 2013,
Sala Mario Benedetti, Casa del Autor, AGADU,
Montevideo.

 

 foto aldo novick


Manuel Capella


Nació en Béjar, Salamanca, en 1946; llegó con la familia a Montevideo cuando tenía tres años. En el ’69 se presentó en Uruguay Canta, en el Teatro Odeón, realizando temas propios. Un año más tarde graba su primer long play, Luces Malas, con el poeta Francisco Trelles. Su segundo lp se edita en el ’72, Se trata de caminar; el disco lleva el nombre de uno de los temas más conocidos de Manuel. Luego del golpe de Estado de 1973 en Uruguay, Capella viaja por distintos países de América Latina y Europa, pasando por Perú en 1976, y radicándose definitivamente en Ecuador. Durante su exilio realiza recitales por distintas ciudades de América Latina y Europa.

En 1977 participa en el II Encuentro de Escritores de América Latina y España, realizado en Guayaquil, Ecuador, en 1978 del Concierto de la Unidad Latinoamericana, compartiendo escenario con Alfredo Zitarrosa, Numa Moraes, Silvio Rodríguez y Miriam Ramos de Cuba, y a Luis Enrique Mejía Godoy de Nicaragua, entre otros. Junto al actor Modesto López crea en 1979 el espectáculo Cantopoemas, realizando una gira por Ecuador, Colombia, Panamá y México. Dicha obra fue grabada en un álbum que se editó ese mismo año. En octubre de 1981 participa en el II Encuentro de Escritores y Cantautores Iberoamericanos, realizado en Guayaquil, Ecuador, con representantes de la Nueva Canción Latinoamericana como Patricio Manns, Eduardo Carrasco, Noel Nicola, entre otros. En diciembre se edita su long play Cantando vas a volver.

En mayo de 1982 representa a Uruguay en el Encuentro de Cantautores, dentro del marco de las IV Jornadas Culturales de Quito, Ecuador. Participa junto a Alfredo Zitarrosa y Camerata Punta del Este de un concierto en el Teatro Nacional Sucre de la ciudad de Quito, realizado el 22 de mayo. En 1983 viaja a Centroamérica y en abril, junto con Daniel Viglietti, representa a Uruguay en el II Festival de la Nueva Canción Latinoamericana, que se realizó en Managua, Nicaragua. Posteriormente se traslada a Bolivia en donde realiza varias actuaciones. En julio concurre al Festival de la Canción Bolivariana en Venezuela, realiza una gira junto a Alí Primera, Lilia Vera, entre otros artistas, por varias ciudades venezolanas.

De nuevo en Ecuador y luego de haberse presentado en Colombia, actúa en el III Festival de la Nueva Canción. Previo a su decidido retorno al Uruguay realiza, conjuntamente con el cantor chileno Juan Paredes, un espectáculo poético-musical llamado Oficio de Cantor, con el que se presentan en varias ciudades ecuatorianas. Se traslada a la ciudad de Buenos Aires para ajustar detalles de su ingreso a Montevideo. Radicado nuevamente en Uruguay actúa con Yamandú Palacios y Alfredo Zitarrosa en un recital titulado Como hablábamos ayer, en el Teatro de Verano de Montevideo, volviendo a cantar en la capital uruguaya en enero de 1985, luego de casi una década de ausencia.

Comienzan sus presentaciones en festivales del interior del país; en mayo de 1986 en el Teatro La Candela realiza un ciclo de recitales y el sello Sondor edita su lp Siempre el Sur. Continúan sus actuaciones en festivales en Uruguay alternando asimismo con presentaciones en Argentina y en Ecuador. En 1991 se edita bajo el sello Musicanto su lp Canciones dedicadas, trabajo que, además de nuclear a destacados músicos en su acompañamiento orquestal, es un homenaje a varios cultores de la música popular uruguaya y latinoamericana: Alfredo Zitarrosa, Chabuca Granda, Alí Primera, Rubén Lena, entre otros. Graba y edita en 1996 para el sello Orfeo el disco Galleguayo (Canciones dedicadas 2). En mayo del ‘97, con artistas argentinos y uruguayos participa en el Homenaje a Zitarrosa que se realizó en el Teatro Ópera de Buenos Aires. En agosto de ese mismo se lanza el disco Por la Unión y por la Blanca del sello Obligado Producciones.
Se presenta en Argentina, México, España y Chile, y graba el disco Los ojos de marzo, en el que participan varios artistas como: Eduardo Darnauchans, Pepe Guerra, Pablo Estramín, Fernando Cabrera, Numa Moraes y Yamandú Palacios.


Larravide y Avellaneda, donde estaba la casa de la Blanca, barrio Unión, Montevideo, foto aldo novick, 2012



La nueva década y siglo lo lleva al Festival de Peñas Villa María 2002, en Córdoba, Argentina, logrando el 3er. Premio con su tema Mar y mar, canción elegida por un Jurado internacional entre más de 300 canciones. En junio realiza su primera gira por Estados Unidos y Canadá. En 2003 realiza varias presentaciones en Argentina y Montevideo. Viaja invitado a Venezuela; cierra el año en Montevideo con el espectáculo Juntando Canciones, con Julio Víctor González, El Zucará. En febrero de 2004 se presenta en el Teatro ND/Ateneo de la ciudad de Buenos Aires en un espectáculo compartido con José Carbajal, llamado El Sabalero... a Capella.

Realiza una gira artística por Australia. En junio es invitado para actuar en varias ciudades de España. En setiembre, luego de un proceso de remasterización, se edita el disco Los ojos de marzo por el sello Montevideo Music Group. En febrero de 2006 participa del Festival de Durazno y el domingo 9 de abril lo hace en el escenario Maestro Rubén Lena en el Festival del Olimar, frente a miles de espectadores que lo despiden con una ovación. Durante el 2012 intenta realizar un concierto en el Teatro Solís, pero la sala le fue denegada; lo mismo ocurre con la solicitud del Auditorio del Sodre. Ante lo ocurrido la dirección del Teatro El Galpón le abre las puertas de su sala; lamentablemente por problemas de salud durante los ensayos previos, no puede realizar su concierto.

8 diciembre 1946 – 28 de mayo 2013

Publicidad

728x90 landinelli