Bossa Nova

Una historia censurada de André Midani: Vinilo para descargar.
Bossa Nova

André Midani
Vinilo para descargar


Una historia de la música brasileña, un documental que entre conversación y canción, con algunos de los más destacados músicos, aparece como centro de muchas historias el trabajo de una figura importantísima del mercado discográfico: André Midani. "A 60 años de la grabación de Chega de Saudade, canción de Vinicius de Moraes & Tom Jobim, interpretada por João Gilberto que cambió la historia de la música brasileña y la mía”, expresó Gilberto Gil, al recordar el fuerte impacto que tuvo al escuchar esta canción, al punto que le dio “coraje para tomar una guitarra por primera vez”. La canción es, junto a Garota de Ipanema, la bossa nova más conocida e interpretada mundialmente. En 1958, Jõao Gilberto junto a Tom Jobim interpretaron la canción dentro de una serie de grabación realizadas en un estudio brasileño y fundaron las bases de la Bossa Nova. Cuando João Gilberto, Tom Jobim, Vinicius de Moraes y otros jóvenes lanzaron la Bossa Nova, no imaginaban que el género musical fuera a influenciar tantas generaciones. Fuera de Brasil eran pocos los que tenían referencia sobre el movimiento Bossa, pero una década después la canción terminaría convirtiéndose en un éxito mundial; y el artífice fue el saxofonista tenor Stan Getz, que con su estilo interpretó el sentimiento original de Jobim.


aldo novick

 

Gilberto Gil, Jorge Ben



El documental está dirigido por Andrucha Waddiington & Mini Kerti. André Midani junto a Gilberto Gil, Caetano Veloso, Marisa Monte, Chico Buarque, Arnaldo Antunes, Jorge Benjor, Hebert Vianna, Erasmo Carlos, Roberto Menescal, Ney Matogrosso, entre otros invitados, transforman esas casi dos horas, en lo que parecería un track de cinco minutos, que te deja con ganas de más vinilos para descargar. El capítulo fue emitido el 9 y 10 de agosto de 2018 en tres horarios diferentes por la señal Allegro HD, sin ninguna promoción; pudimos encontrarlo de casualidad. Volvimos a verlo en una de las repeticiones para disfrutar nuevamente - esta vez en forma completa - de uno de los cinco capítulos que rodaron los productores. Esta entrega de Vinilo para decargar es sobre el documental. En una segunda - por separado -, encontrán otra nota sobre el libro que motivó el mismo, que fue censurado y retirado de las librerías. En una tercera parte - por separado - una conversación entre André y los realizadores contando detalles de la realización del documental. Durante el rodaje, André, el hombre que para muchos creó la música brasileña, se reúne con grandes figuras, la idea está basada en su autobiografía Música, ídolos y poder: vinilo para descargar, encuentros y conversaciones íntimas que revelan hechos fundamentales en la historia de la música brasileña, a través de los ojos de André Midani, quien ayudó a formar la escena musical brasileña desde la décda del ‘50 hasta el nuevo milenio.

 

Su historia se cuenta a través de reuniones informales y sesiones improvisadas que tuvieron lugar en su casa con artistas, intelectuales y periodistas que le influyeron y que a su vez fueron influidos por él. Estas reuniones contribuyeron en muchos ámbitos, tanto materiales como inmateriales, a la cultura de Brasil. André Haidar Midani, nacido en Damasco, en 1932, aunque brasileño de adopción y espíritu, es una de las más importantes figuras de la industria musical brasileña desde los años 60 del pasado siglo. Fue preparado para ser confitero, pero la carrera en la música de Midani comenzó en 1952 en la discográfica Decca, en Francia. Se inició en la empresa trabajando en el stock de discos, llegando a vendedor, pero se destacó posteriormente en una profesión que aún no existía, descubrir proyectos fonográficos, nuevas figuras. A causa de la guerra de Argelia, Midani escapó hacia América Latina, con destino Buenos Aires; pero al atracar el barco en la bahía de Río de Janeiro y quedar deslumbrado con la naturaleza y todo su entorno, decidió quedarse en Brasil; fue en 1955. Un día después de su llegada a Río, buscando discográficas en la guía telefónica se interesó por Odeon Records. Sin embargo, como no conocía aún el idioma portugués, trató de comunicarse en inglés con el operador, quien, confundiéndolo con alguien de la sede oficial europea, transfirió su conexión a la sala de la presidencia de la compañía. En esa conexión Midani acabó consiguiendo programar una entrevista que le valió un empleo cuyo objetivo era el lanzamiento del sello Capitol Records en Brasil.

 

Marisa Monte, André Midani, Gilberto Gil, Jorge Ben, Arnaldo Antúnez, Zuenir Ventura



Un cuarto de pensión en Leblon, Río de Janeiro, era la casa de André Midani en 1957. André siendo responsable de promociones del ex sello Odeon, no pudo recibir en su casa, por no contar con espacio adecuado, a un joven de Juazeiro, Bahía, que regresaba a Río tras pasar unos meses entre Porto Alegre y Minas Gerais. El impasse fue resuelto por Aloysio de Oliveira, entonces director artístico y compañero de Midani en la discográfica, que se ofreció para que escuchasen en su residencia al cantante que había sido recomendado por Dorival Caymmi. Sentado en un banco revestido de cuero, Midani no podía creer lo que estaban presenciando sus ojos, el tremendo asombro que sintió cuando João Gilberto realizó los primeros acordes en su guitarra, en la casa de Aloysio. "Era la música que la juventud brasileña no tenía", recuerda André, y también artistas extranjeros que componían el panorama musical de la época. João Gilberto y las 78 rpm de la vida para editar Chega de Saudade y Bim Bueno, un año después en 1958, es considerado el disco inaugural de la Bossa Nova. Desde que la Bossa Nova explotó, Midani acompañó de cerca los movimientos "de clase media, y creía que trabajar era para los demás", como él analiza, rectificando la observación segundos después. "Es muy cierto que mucha gente trabajó firme: Tom Jobim, Roberto Menescal, Nara Leão, Vinícius de Moraes, que llegó un poco después. En principio, su trabajo era lanzar las estrellas internacionales del sello, pero a partir de 1957 comenzó a involucrarse más con la música nacional, hasta convertirse en un personaje importante en el lanzamiento de la Bossa Nova en el país. Midani rápidamente sintió que faltaban en el país canciones dirigidas a jóvenes, algo bastante común en Francia y Estados Unidos, con cantantes como Charles Aznavour, Gilbert Bécaud, Juliette Greco, Elvis Presley, Bill Haley, entre otros.

En esa época, el maestro Tom Jobim ya era conocido por los arreglos que hacía para la Radio Nacional, pero aún no por sus composiciones. Rápidamente Midani intuyó que allí estaba la música ideal para la juventud brasileña. En 1960 tuvo problemas con el presidente de Odeon, Bill Morris, que provocaron su salida de la empresa. Después del cierre de la discográfica, y con el financiamiento de la propia Odeon, fundó Imperial, que vendía discos de puerta en puerta. La nueva empresa de Midani tuvo una buena participación en el mercado y llegó, en determinados momentos, a vender más discos que la propia Odeon, habiéndose establecido posteriormente en otros países América Latina como Argentina, Venezuela, Perú y México. Con el gran éxito de la nueva empresa, Midani ganó presencia en el mercado y le propusieron instalar Capitol en México y posteriormente en Los Ángeles. Trabajó en Capitol hasta 1968, cuando fue encargado de ejercer la presidencia de Philips en Brasil. Dirigió Odeon, asumió la presidencia de Philips en 1968 y Warner Music. Cuenta a la BBC Brasil lo que para él sería el legado del movimiento 60 años después de su debut oficial. "El gran legado fue haber ganado el mundo, Estados Unidos, Japón, Francia, Italia, porque ellos, hasta hoy, escuchan y trabajan la Bossa Nova", comenta. André produjo discos de João Gilberto, Elis Regina, Caetano Veloso, Los Mutantes, Gal Costa, entre otros. En el año 2000 fue invitado a montar Warner en Brasil, produciendo discos de Ney Matogrosso, Paulinho da Viola, Lulu Santos y Titãs.

 

André Midani, Gilberto Gil, Jorge Ben, Arnaldo Antúnez



Una mirada crítica y la intuición que lo hicieron apostar en la Bossa Nova, en los Tropicalistas y en el rock nacional en 1980, expresando en aquellos años que el futuro de la música en Brasil estaba en el rock. Cinco años más tarde, en el ’85, Rock In Río atraía a las estrellas más importantes del rock mundial, con artistas locales como, Gilberto Gil, Ney Matogrosso, Elba Ramalho, Lulu Santos, Paralamas, Alceu Valença, Erasmo Carlos, Barão Vermelho, entre otros. En la grilla destacaban nombres como Queen, Iron Miden, James Taylor, ACDC, Scorpions, Rod Stewart, Ozzy Osbourne, Yes, entre otros. Durante 10 días del mes de enero la Ciudad de Rock construida en Barra de Tijuca por el empresario Roberto Medina de la agencia Art Plant fue el centro de la música mundial. Ese verano, luego de una de sus actuaciones en Rock In Río, en su oficina de Ipanema, fue nuestro primer encuentro y entrevista con Gilberto Gil, emitida luego en nuestro programa de radio en El Dorado FM, de Montevideo. A los 85 años, André Midani reflexiona sobre los caminos de la Bossa Nova a lo largo de los últimos años, el escenario actual de la música popular brasileña. "Hay una timidez, hasta falta de imaginación, en lo que era la Bossa Nova, quieren cantar como João Gilberto, tocar la guitarra como João Gilberto.

Midani, que produjo los primeros discos de João Gilberto, guarda una cierta pena. "Ya he tenido varias peleas con João. Una de ellas, fue porque él desapareció con las cintas del show de él con Gal Costa y con Caetano Veloso en un programa de televisión, en vivo, en la época de la censura. Me quedé herido porque ignoró la importancia simbólica de un programa con Caetano exiliado. Eso debe haber sido porque él debe haber percibido algún fallo musical que se me debe haber pasado desapercibido", dice, refiriéndose al perfeccionismo del creador de la bossa nova. Si volvería a producirlo? No. Estoy cansado para eso. João Gilberto siempre fue muy difícil, se quejaba de todo", recuerda André. En otro pasaje del libro, Midani recuerda una pelea que tuvo con Raul Seixas, el día en que el cantante apareció en su apartamento, "armó una enorme línea de cocaína sobre la mesa y lo desafió: ahora quiero ver si eres capaz de ser mi jefe...aspira!”. André aceptó el desafío, previamente acordando con Raul, que a la mañana siguiente se encontrarían en su oficina para hablar de trabajo. A la mañana siguiente, cuenta André, me levanté como pude, con dolor de cabeza, me duché para estar en la oficina a la hora acordada. Seixas llegó cuatro días tarde”. Continúa trayendo de su mente otros pasajes de su vida: "Otro que pasó por Río en 1977 fue Rod Stewart, no le importó consumir cocaína en un bar lleno y delante de la gente. También resolvió jugar al fútbol desnudo en una suite del Copacabana Palace. Los destrozos de aquel juego significaron una pérdida de 100 mil dólares. El hotel lo expulsó y se fue. "Yo mandé la cuenta a los estadounidenses”. A pesar del poder, Midani jura que no tuvo relación con ninguna cantante que haya lanzado, como Gal Costa, Rita Lee, Nara Leão y Elis Regina. "Tuve períodos de gran inmadurez sexual y sentimental. Pero jamás me envolví con artistas. La regla que seguía fue la de no mezclar las cosas. Evitar el chisme”.

 

João Gilberto, Stan Getz / João Gilberto '64, Nara Leão '71, Caetano Veloso '72, Chico Buarque '73



En el libro, cuando usted retrata los esfuerzos que algunas personas de Odeon hicieron para divulgar Chega de Saudade y Bim Bueno, de Joao Gilberto en 1958. João, que muchas veces es retratado como antipático, hizo el puente aéreo Río-São Paulo en varias ocasiones ... pregunta en otra entrevista el periodista Guilherme Henrique.


Responde André: Siempre con mucha mala voluntad... lo sé personalmente porque era el director de promociones, entonces mi trabajo era tomar el artista y arreglar participaciones en programas de televisión, radio. Él era muy aburrido, pero no era tan aburrido como "infortunadamente" se quedó. Y digo "infortunadamente" porque es un hombre infeliz, antipático y que no tiene nada a su favor como hombre. Siempre fue muy difícil, se quejaba de todo.

¿Aquella historia de llamar a Tom Jobim de burro es verdadera?

André: Sí, en el estudio de Odeon. Cuando estábamos grabando la canción Chega de Saudade, Tom había hecho ese arreglo maravilloso, que luego sería uno de los hitos de la Bossa Nova. João, en un determinado momento, se vuelve hacia él y dice: "Tom, tú eres muy burro!". Siempre hubo una antipatía de João con Tom, hasta que Tom no aguantó y se distanció.

¿Por qué la Bossa Nova perdió espacio a partir de 1965, 1966? ¿Qué hizo que la juventud perdiera el interés en ese estilo? El régimen militar, la llegada de la Tropicália...

André: La música en Brasil, un poco antes de la Bossa Nova y hasta los años 1990, siempre acompañó la temperatura del país. Usted tenía a Dóris Monteiro, Lucio Alves, que ya hacían un bolero diferente de lo que existía. Cuando Juscelino Kubitschek, con esa idea de prosperidad, asumió la Presidencia, la Bossa Nova empezó a ganar fuerza. Sobre 1964, hay que ponderar una cosa: cuando comenzó la revolución, ya se sabía que los militares iban a quedarse en el poder. Carlos Lyra y Nara Leão, antes de mucha gente, percibieron que la Bossa Nova no respondería más a los anhelos de las personas. Nara, por ejemplo, fue hacer el Teatro Opinión, con Zé Keti. Si meditas un poco, hay una estrecha relación entre la cuerda musical y la cuerda política en Brasil.

Usted habló de la Bossa Nova como música para la juventud. ¿Hay una música para la juventud actual o está todo mezclado?

André: Usted tiene mucha música para la juventud, pero la configuración del mercado musical brasileño ha cambiado, debido a la evolución social. Son tres cosas: la primera es que Jorge Ben descendió de la favela y compuso canciones que no eran samba. De repente, la música negra se volvió importantísima, a medida que la expansión demográfica en las regiones carentes también aumentó.


Recientemente usted dijo que vivimos un engaño feliz, debido a la dependencia de nombres como Chico, Caetano. ¿Cómo cruzar esa línea y crear artistas que puedan alcanzar esa importancia para la cultura brasileña?

André: No hay como romper o cruzar esa línea, con artistas de ese nivel. Usted tiene que ignorarlos. Los jóvenes compositores necesitan odiar, rechazar, agredir, mandar a la mierda. Es un poco lo que la Tropicália hizo en relación a la Bossa Nova, incluso con la admiración que se tenía... Exacto! Y fue lo que la Bossa Nova hizo con quien vino antes de ella, con Francisco Alves, a Carmen Miranda ...

¿Cuáles fueron los desdoblamientos de la Bossa Nova más allá de las influencias en artistas como Caetano Veloso, Gilberto Gil, Jorge Ben y otros? ¿Ella tuvo vida propia como estilo musical?

André: La Bossa Nova está impregnada en la música brasileña, sólo que cada vez más de manera más sutil, lo que es pésimo. Ahora, el gran legado cultural de la Bossa Nova fue haber ganado el mundo. Estados Unidos, Japón, Francia, Italia, porque ellos, hasta hoy, escuchan y trabajan la Bossa Nova.

Quería preguntarte de Anitta. Ella participó de su proyecto Inusitado, en 2015, con Arnaldo Antunes y el Arlindo Cruz. ¿Es la mayor artista brasileña en la actualidad?

André: De cierta manera, sí. Y oí mucha cosa, de mucha gente, cuando llamé a ella para trabajar conmigo. Ella estaba empezando todavía ... Tomé algunas referencias, todas muy positivas. Después de eso, llamé a Arnaldo Antunes. Lo más interesante de todo esto es que Arlindo Cruz vino con un amigo de su familia, que me contó que ella vivió en el samba de raíz desde que nació. Un día ella va a grabar como sambista. Tiene muchas cualidades. Lamento que mi trabajo con Anitta haya durado sólo dos noches, dos o tres ensayos. Tuve una participación pequeña, pero decisiva en su carrera, porque ahí Gilberto Gil se interesó en su trabajo, luego Caetano. Fue tan importante como otras cosas que hice en el pasado.

¿Qué has oído de música actualmente?

André: Hay muchas cosas buenas: Baiana System, Alice Caymmi, Tulipa Ruiz, Mahmundi... Por supuesto que lo que es bueno para mí, puede no ser bueno para usted. Y la música buena es la que toca aquí (apunta al corazón). La música es emoción. He escuchado algunas cosas de Brasil, de los Estados Unidos. Lo que pasa es que ahora la música de Siria, de Egipto, de Zagreb, de Francia, de Italia, son todas parecidas. Lo que nadie percibe es la acomodación de las personas dentro de ese nuevo mundo de la tecnología.

 

João Gilberto 



Vinilo para descargar, de André Midani es una historia de la música brasileña, un relato apasionado de los entretelones que dan fruto a uno de los momentos más importantes de la Cultura del vecino país, la Bossa Nova. Un documental dirigido por Andrucha Waddintong y Mini Kerti.


Elenco: Gilberto Gil, Gaetano Veloso, Marisa Monte, Chico Buarque, Arnaldo Antunes, Roberto Frejat (Barão Vermelho), Jorge Benjor, Hebert Vianna, Erasmo Carlos, Boni, Fernanda Torres (actriz), Washington Olivetto (publicista), Carlos Lyra, Eloísa Miúcha Buarque, Roberto Menescal, Baby Brazil, Liminha (Os Mutantes y productor), Nelson Motta (periodista), Cacá Diegues (Dir.Cine), Armando Pitigliano, Daniel Filho (actor), Evandro Mesquita (Blitz), Fernanda Montenegro (actriz), Flora Gil (productora), Paulo Miklos (Titãs), Zuenir Ventura (hermano de Hebert Vianna).

Brasil, 2015
Dirección Andrucha Waddington, Mini Kerti
Fotografía Fernando Young
Producción Gil Ribeiro, Gustavo Baldoni
Montaje Moema Pombo, Quito Ribeiro
Estudio Conspiração Filmes

Publicidad

728x90 todomusica