Djavan - Vesúvio

Djavan - Vesúvio


Para su 24º álbum Djavan reunió un equipo de profesionales con el objetivo de crear una imagen impactante, que simbolizara la fuerza de las 12 canciones, más un bonus de Vesúvio, editado el 23 de noviembre 2018, por Luanda Records / Sony Music, precio en Amazon U$S 10. En el video muestran escenas de la creación de la portada del disco, con dirección de arte de Emilio Rangel, Casa 6D, foto Nana Moraes, estilo y caracterización Roberta Stamato: Anna Van Steen & Joana Seibel.


El primer corte de difusión fue Solítude. Djavan presenta una nueva banda compuesta por viejos compañeros como el guitarrista Torcuato Mariano, los pianistas Paulo Calazans y Renato Fonseca, dos músicos nuevos, el bajista Arthur de Palla y el baterista Felipe Alves. Canta en Solitude, "parece tarde / Hablar de amistad / Ver con el corazón". Sus nuevas canciones ven con el corazón, melodías, letras y arreglos simples, manteniendo su estilo, explorando terrenos nuevos. "Mi lugar / Es donde todavía no fui". A los 69 años, el compositor reconoce que podía vivir dedicado a proyectos de relecturas de su obra -son decenas de éxitos cuyo atractivo alcanza públicos vastos e intérpretes que van desde Rosa Pasos a Thiaguinho-. Pero prefiere lanzarse en la aventura de las canciones inéditas. En el año 2016 su disco Vidas para contar ganó el Grammy Latino de Mejor Canción Brasileña. Vesúvio tiene 13 canciones, Vesúvio, Solicitude, Dores Gris, Tenho medo de Ficar Só, Meu Romence, entre otras.

 


Djavan cuenta que, al buscar esos lugares donde aún no fue, se propuso el ejercicio de hacer un disco pop, pero a lo Djavan. “Quería un disco más fluido desde el punto de vista sonoro y literario. Que sonara más claro, más simple. Un disco pop en ese sentido. Pero nada para atender al mercado, sólo para desafiarme. Hago canciones desde hace más de 40 años, la gente necesita encontrar motivación, buscar sensaciones nuevas. Cada disco me coloca en la orilla de la carretera que me llevará a ese lugar donde no fui”, dice Djavan. “Tiene que ser simple, pero tiene que ser bueno. "Sólo loco", de Caymmi, es simple pero demasiado profundo en la simplicidad. Sonar simple es un esfuerzo. Por eso tengo dificultades con cosas simples que hago.

Solitude también trae el comentario político "Un mundo loco / Evoluciona poco a poco / Por la contra / El error invade / Todo lo que es ciudad", otro aspecto, en la obra de Djavan. “Cuando compongo no esquivo ningún asunto, y ahora estamos involucrados en cuestiones políticas. En Solitude quería hacer una canción no partidista, en la que la esperanza es el foco. Porque creo que Brasil va a ser un país legal. Una esperanza en Brasil, no en el gobierno. Van a suceder muchas cosas malas, la transformación duele. Usted ve este aspecto terrible de la migración, eso es una reorganización del mundo. Los países ricos construyeron riqueza explotando a los más pobres...” A pesar del mensaje político, el disco es esencialmente de canciones de amor. Con el deseo de sonar simple, Djavan compuso el álbum Vesubio logrando el espíritu del disco. “Nunca tuve la preocupación de repetirme cantando al amor, porque él es dinámico, único. "Tengo miedo de quedarme solo", trae esa cosa del "No importa si amado yo sea / Sólo me vale lo que siento", una reflexión, un tipo de relación con el amor que alcancé allí en aquel momento, que nunca había abordado”, cuenta Djavan. Incluye una versión de Meu Romance, como bonus (track 13) titulada Esplendor, los versos en español los ecribió Jorge Drexler y es cantada en dueto, Drexler – Djavan.

 


Versos de amor y de política, con un sonido pop a lo Djavan, un músico
que podría haber sido jugador de fútbol pero se volcó a la música. Nacido el 27 de enero de 1949 en Maceió, de familia pobre, aprende guitarra sólo. A los 18 años anima bailes con el conjunto Luz, Sonido, Dimensión (LSD). No tarda en comenzar a componer. A los 23, llega a Río de Janeiro para intentar suerte en el mercado musical, cantando en clubes nocturnos. Con la ayuda de Edson Mauro, conoce a João Mello, productor de Som Livre, que lo lleva a la TV Globo, grabando bandas sonoras para novelas, canciones de compositores como Dori Caymmi, Toquinho y Vinícius. En tres años, en las horas libres compone más de 60 canciones. Con una de ellas, Fato Consumado, obtiene el segundo lugar en el Festival Apertura, realizado por TV Globo en 1975, llegando al estudio Som Livre. De ahí sale con su primer disco, trabajando con el productor Aloysio de Oliveira, el mismo de Carmen Miranda y Tom Jobim. Fue el primer long play de una larga discografía, que colocó a Djavan entre los artistas más destacados de la música brasileña.

Publicidad

728x90 (banifox)