Hugo Fattoruso

fotos aldo novick
fotos aldo novick

H U G O  F A T T O R U S O
bio

Hay momentos en la vida, personas, discos y cosas que influyen, que se van metiendo en la piel. En la familia Fattoruso la música ha sido siempre un integrante de la casa. Por naturaleza, porque se lleva en la sangre, porque el destino lo marca o el entorno ayuda a integrarlo. La madre de los hermanos Fattoruso tiene más de 90 años y ama la música. A su padre Antonio le gustaba escuchar a Armstrong, Duke Ellington, Benny Goodman. Su trabajo -oficio- le permitía tener contacto con la música: arreglaba radios de válvulas, victrolas y, con los años, aprendió a reparar tocadiscos. Hugo Fattoruso nació el 29 de junio del ’43 en Montevideo. A los cuatro años comenzó a estudiar acordeón con una profesora del barrio La Comercial. Con nueve integró -con su padre Antonio y su hermano Osvaldo, de cinco años- el Trío Fattoruso. El grupo se presentaba en diferentes lugares, principalmente en los tablados que se organizaban en las calles durante el Carnaval montevideano en el mes de febrero, con Hugo tocando el acordeón a piano, Osvaldo la batería y su padre Antonio una especie de bajo.


aldo novick
publicado en el libro
Momentos, relatos y fotos en la música uruguaya
2013




En 1959, con 16 años, Hugo comenzó a tocar el bajo y se integró a Los Hot Blowers, grupo de jazz que tenía muchas actuaciones dentro y fuera del país. Dos años más tarde -1961- Osvaldo también se incorporó a Los Hot Blowers. Pasaron a formar parte de una lista de nombres como: Rubén Rada, Federico García Vigil, Paco Mañosa, Marcos Pardo, Ringo Thielmann, Tomás “Chocho” Paolini, Guillermo Facal, Moisés Rouso, Ramón “Bebe” Alfonso, Enrique “Pelo” de Boni, Daniel “Bachicha” Lencina y Arturo “Cacho” de la Cruz. Editaron algunos discos de pasta. Esta etapa de Hugo y Osvaldo junto a Los Hot Blowers será importante para los años que se iban asomando. Luego de su experiencia con los Blowers, junto a Caio y Pelín, influenciados por el fenómeno de Los Beatles formaron Los Shakers. El grupo se presentaba en diferentes locales. Las actuaciones rea- lizadas en I’Marangatú -una boite de Punta del Este- en el verano del ‘65 fueron la puerta de entrada para contratos de trabajo. En ese local, una noche se encontraban presenciando el show un grupo de empresarios argentinos que, con buen olfato para los negocios, contrataron al grupo.

 

Hugo, Osvaldo y Urbano - fotos aldo novick


Viajaron a Buenos Aires y a los veintisiete días del mes de abril de 1965, en la calle Corrientes al 485 -domicilio de la compañía discográfica EMI, Industrias Eléctricas y Musicales Odeón- de la capital porteña, se presentaron a firmar contrato Hugo Fattoruso, Osvaldo Fattoruso y don Antonio Fattoruso -en ejercicio de la patria potestad-, Juan Roberto Capobianco y Carlos Román Vila, bajo el seudónimo Los Shakers.
Si bien el contrato fue firmado en la fecha 27 de abril, en la cláusula tercera se deja constancia que el mismo tenía vigencia desde el 23 de marzo de 1965. Comienzan las grabaciones y el hit, el éxito fue Rompan todo, en el año ‘65. El mercado musical de Buenos Aires y de diferentes ciudades del país vecino le brindaron al grupo una cargada agenda; llegaron a realizar 15 actuaciones por semana y hasta cinco en una misma noche. La actividad era tan intensa que tenían dos juegos de instrumentos para no demorar en el armado del escenario; mientras ellos actuaban en un lugar ya estaban armando el backline en el siguiente club.

La moda de Los Beatles y el fenómeno de la época ayudó y afirmó también el éxito y el reconocimiento del público hacia el grupo uruguayo. Eran convocados para presentarse en programas de televisión, las radios pasaban sus discos, las revistas y diarios dedicaban páginas sobre el fenómeno de Los Shakers. La propia actividad, la continuidad de trabajo fue fortaleciendo las actuaciones en vivo y las grabaciones de estudio para la edición de discos simples y longplays.
 Hay ediciones publicadas con diferente carátulas, y errores, más aún a partir de la edición de los cd. Es conveniente tomar como referencia la fecha que figura en los viejos discos de vinilo de la época, que se conservan en algunas discotecas particulares. (En edición cd La conferencia secreta del Toto’s Bar - Prod.Gioscia dice 1967 AGADU). El impacto llegó a varias ciudades de Latinoamérica. Habían alcanzado el sueño musical de muchos uruguayos. Eran parte del movimiento, de la moda, el éxito les había abierto la puerta.
 Las canciones, la vestimenta, el corte de pelo, el diseño gráfico de las tapas de los discos eran con el estilo de Los Beatles. Sólo quienes lo viven pueden saber qué se siente en el escenario, en un estudio de televisión o de grabación. Esa excitación, la adrenalina que provoca el momento cuando te está pasando lo que soñaste: trabajar, tocar y ganar dinero. Osvaldo, Hugo, Caio y Pelín lo disfrutaron tanto como el público que llenaba clubes y bailes. Pero al igual que los cuatro de Liverpool -John, Paul, George y Ringo-, a Los Shakers también les llegó el final, por el desgaste y algunas diferencias.

 

Osvaldo, Urbano, Mateo, J,Gadea y H. Fattoruso - Justicia y Lima Mtdo. foto aldo novick, 1989


La ingenuidad y desconocimiento del negocio por su parte los llevó a recoger otra experiencia, vivirla, ir comprendiendo que los empresarios son aviones. Fueron comenzando a descubrir la otra cara del disco, del negocio. No olvidemos que el contrato con el sello lo había firmado el padre, ya que ellos eran menores. Pero Antonio, su padre, tampoco conocía el negocio del disco.
Los hermanos Fattoruso tenían una buena formación musical desde su niñez. Supieron aprovechar el momento que les imponía la moda, el mercado y una empresa discográfica que tenía como principal objetivo vender y exprimirlos al máximo. A medida que en Inglaterra y Estados Unidos Los Beatles iban sorprendiendo y lanzando nuevos discos, Los Shakers también lo hacían. En el ’67 fue lanzado Sergeant Pepper’s; repercutió en el mundo, le movió el piso a mucha gente, también a integrantes de Los Shakers. Nuevamente influenciados por lo que habían escuchado comienzan el camino a La conferencia secreta del Toto’s Bar. Durante un tiempo fueron ajustando detalles, trabajando ese año y los primeros meses del ’68. Fue una etapa complicada cuando ingresaron al estudio de grabación; sus integrantes sabían que, finalizado el disco, llegaba la separación del grupo.


La grabación quedó pronta; pero se demoró la salida del lp; hacía tres años que habían firmado su contrato con EMI-Odeón. El longplay con once temas fue editado a fines del ’68 en Argentina y en febrero del ‘69 en Uruguay. Fue grabado con las diferencias que existían entre sus integrantes y no contó con el respaldo del sello discográfico, que tampoco editó los simples que estaban programados. La venta del lp fue mala, tan pobre como la visión de los empresarios de la casa discográfica. La conferencia secreta del Toto’s Bar se transformó para la prensa especializada y el público en un buen trabajo; hoy es un disco de catálogo. Los Shakers se reunieron y decidieron separarse. Comenzó un nuevo camino de los hermanos Fattoruso, un camino que El Kinto ya estaba recorriendo en Montevideo. El ingreso económico que recibían los integrantes del grupo era por las actuaciones en vivo que realizaban. Separado el grupo y sin actuaciones, se terminaron los ingresos. Se dan cuenta y comienzan a analizar el contrato, ya que por la venta de discos no habían recibido un sólo dólar hasta ese momento. Desde la aparición de su primer disco hasta la fecha, el sello discográfico ha editado en varios formatos ediciones de Los Shakers en países como Argentina, Uruguay, Brasil, Perú, Ecuador, Bolivia, Inglaterra, España, Canadá ... El contrato firmado con el sello discográfico había sido un pésimo acuerdo, el peor en la historia de Los Shakers.

 

Hugo Fattoruso 2009 con la banda de J.Roos - foto aldo novick



Sus integrantes, así como el padre de Hugo y Osvaldo, al firmar el contrato no tenían la experiencia, el asesoramiento legal, ni los conocimientos y manejos empresariales. Hoy siguen existiendo por parte de las discográficas similares contratos, continúan cayendo víctimas -en su mayoría jóvenes artistas y algunos no tanto- que firman sin leer la letra chica, sin asesorarse.
Podríamos profundizar en el tema del contrato -del cual tenemos copia-, en el acuerdo entre ambas partes, porcentaje de las regalías, entre otros puntos, pero no me parece oportuno. Hace años, al analizarlo un abogado, nos expresó: “Es tan disparatado, tan a favor de la empresa, que carecería de valor.” Si bien Los Beatles fueron una motivación, hay que tener en cuenta las influencias recibidas desde temprana edad con Los Hot Blowers, Manolo Guardia, Ringo Thielmann y tantos otros. La cabeza de Hugo y Osvaldo estaba cambiando. Vale la pena recordar el comentario de Urbano haciendo referencia a la moda, el estilo de Los Mockers y la llegada de El Kinto.

La conferencia secreta... es producto del momento, quizás de Sergeant Pepper’s, pero fundamentalmente por la visión de los Fattoruso, sus vivencias y la formación que tenían los encaminaba a un tiempo mágico. A partir de dicho disco los integrantes del grupo siguieron sus propios caminos. Terminada la etapa de la beatlemanía Hugo y Osvaldo participan en actividades con algunos músicos argentinos en un espectáculo con Los Gatos en el Teatro Payró. En el ‘69 los hermanos Fattoruso graban La bossa de Hugo y Osvaldo, para cumplir con un contrato del sello EMI-Odeón, editado ese año. Un día les mostré el longplay y, sorprendidos, me dijeron: “Por favor tirá eso...rompelo, es una basura.” Pelín y Caio intentaron, sin suerte, reflotar el grupo con la edición de In The Studio Again, en 1971. Lo mismo ocurre en el año 2005. Osvaldo, Hugo, Caio y Pelín se reúnen para grabar en el estudio Circo Beat de Buenos Aires un nuevo disco compacto, titulado Bonus Tracks y realizaron algunos conciertos en Argentina y Uruguay.

 

Hugo con el Trío Fattoruso, Osvaldo y Francisco, foto aldo novick 2006


Finalizando los ’60 Hugo recibe una comunicación de su amigo de la infancia, del barrio y de Los Hot Blowers Ringo Thielmann, quien se encontraba desde el ‘67 en Estados Unidos. Viendo el panorama local y de acuerdo a lo hablado con Ringo viajó a Estados Unidos; al poco tiempo -en agosto del ‘69- Osvaldo también lo hace; parte para unirse a ellos y comenzar a formar un nuevo grupo.
Las influencias musicales, ritmos provenientes del jazz, el candombre, el rock o la bossa le van dando estilo a la idea musical del trío. Comienzan a surgir trabajos, toques para presentarse en locales como The Golden Charriot, por el año ’72, y utilizaban una expresión bien uruguaya: el nombre OPA. Son contratados por los productores de una película que tenía como responsable -en la banda de sonido- al brasileño Airto Moreira, quien ya contaba con una trayectoria destacada junto a mú- sicos como Chick Corea & Return to Forever y Weather Report. Los productores ponen en contacto a Airto con los integrantes del trío OPA. La película no se concreta, pero Airto los contrata para realizar una gira juntos y en 1973 graban el disco Fingers. El trabajo fue producido por Creed Taylor y grabado por Rudy Van Gelder en un estudio de Nueva Jersey. El título del álbum Fingers y primer tema del disco le pertenece a Rubén Rada & Eduardo Useta, editado también en un disco de Totem. Participan: Airto Moreira, batería, voz y percusión; Flora Purim, voz y percusión; David Amaro, guitarras; Hugo Fattoruso, armónica, teclados y voz; Osvaldo Fattoruso, batería y voz; Ringo Thielmann, bajo y voz.


Fingers llega a las manos de Airto, le da el título al disco y lo convierte en un buen negocio. Rubén Rada tiempo después lamentó y se arrepentía del pésimo acuerdo que realizó en aquel momento con Airto por la utilización del tema. Fingers contiene siete canciones, con autoría de Rada-Useta, Airto, Flora Purim y Hugo Fattoruso. Hay una serie de puntos que no quedaron claros entre Hugo y Airto. Con el tiempo, las diferencias, la distancia y lo ocurrido dejaron heridas, hubo desgaste por la situación. Hugo, en aquel momento, no tenía idea de lo iba a pasar con los temas de ese disco años más tarde. La actividad con Airto queda suspendida al ser procesada su esposa -Flora Purim- por consumo de drogas. El trío OPA retomó su actividad en locales de Nueva York. Una de esas noches neoyorkinas de jazz latino y destacadas figuras, el productor Larry Rosen presenció la actuación del trío y los invitó a su casa, donde tenía un estudio de grabación. Junto a Pappo Atiles en congas y percusión grabaron algunos temas durante los meses de julio y agosto de 1975 para intentar editar un disco, pero no lo consiguieron.

 

Manolo Guardia y Hugo Fattoruso - foto aldo novick, 2006


De aquellas grabaciones-demos, muchos años más tarde, en el ’96 se editó en Uruguay OPA Back Home en cd (sello Estuario y Perro Andaluz).
 Al recuperar su libertad la cantante Flora Purim es contratada por la discográfica Warner. Junto con su esposo comienzan a trabajar en un nuevo proyecto; Airto se comunica nuevamente con los inte- grantes de OPA, retomando la relación de trabajo. Airto consigue un contrato con el sello Milestone para que OPA pueda grabar su primer disco titulado Goldenwings. El disco es editado en diferentes países y en Uruguay en 1976 bajo la etiqueta RCA por la empresa APSA, que contaba con la dirección artística de Carlos Dumpiérrez; conocedor del tema, no dudó en editarlo y difundirlo correctamente. El disco fue grabado en los Estudios Fantasy, Berkeley, durante los meses de febrero, marzo y abril de 1976 por los ingenieros de sonido Bruce Walford, Jackson Schwartz y Eddie Bill Harris. Además de Hugo, Osvaldo y Ringo participan en el disco Hermeto Pascoal en flauta, David Amaro en guitarra, Airto en percusión, Flora en coros.
Para la grabación del segundo disco se integró a OPA Rubén Rada -que había formado parte de El Kinto y Totem- y venía de Europa de trabajar con Ben Izaguirre. Rada además le enviaba a Hugo -por correo- grabaciones con ideas de canciones.


Comenzaron los trabajos para la grabación del segundo longplay titulado Magic Time, bajo la producción de Airto para Zara Productions, durante el mes de febrero de 1977 el ingeniero de grabación Eddie Harris, con la colaboración de Jackson Schwartz y Steve Williams en los Estudios Fantasy, Berkeley, para las tomas de sonido. Participaron Hugo Fattoruso en teclado y voz, Osvaldo Fattoruso en batería, Ringo Thielmann en bajo, Rubén Rada en voz y percusión, Airto en percusión, Barry Finnerty en guitarra eléctrica y Flora Purim en voz -únicamente en Arise-. Dirección y arreglos de Hugo Fattoruso. Remix: Kerry McNabb en los Estudios Paramount de Los Ángeles en marzo de 1977. Mastering: John Golden, Kendun Recorders, Burkank, California. Magic Time fue editado por primera vez en 1977. Cuenta hasta la fecha con varias ediciones en diferentes partes del mundo.
El disco recibe buenas críticas de la prensa especializada, fundamentalmente en el Río de La Plata. La venta en diferentes países no colma las expectativas de la empresa discográfica con sede en Estados Unidos, que tampoco había puesto mucho entusiasmo y apoyo en la difusión. Hecho que desmotiva al grupo y se separan.

 

fotos aldo novick


Uno de sus integrantes -Ringo Thielmann- dejó Nueva York y se trasladó al sur, a la Florida; Osvaldo se fue a Georgia, Hugo y Rada siguieron a Airto a Los Ángeles y comenzaron a trabajar con músicos como Hermeto Pascoal y Milton Nascimento. Un tiempo más tarde se encontraron nuevamente en la Florida. Comienzan los toques, pero se encuentran atrapados nuevamente con un contrato con el sello discográfico Milestone, que no los había respaldado como el grupo esperaba. Milton Nascimento programa una gira por varios países incluyendo Buenos Aires, incorporando a OPA en el espectáculo. Era la oportunidad para cruzar el charco. Luego de muchos años -más de una década-, los hermanos Fattoruso y Ringo Thielmann regresaban a un escenario en Montevideo. La noticia corrió rápidamente y algunos medios de prensa destacaron la importancia del concierto en Buenos Aires y Montevideo. Compartieron escenario con Milton Nascimento en el Estadio de Obras Sanitarias. Para las actuaciones en Montevideo -en el cine Plaza- las entradas se agotaron rápidamente.

Un escenario pequeño, incómodo; alto para los que se encontraban en las primeras filas de la platea baja o en algún sector de las populares -desde donde no se ve-; nuestra ubicación en el superpullman de platea alta nos aseguraba una buena visión del escenario con un montón de cajas de audio apiladas a ambos lados. Los integrantes del grupo habían llegado un par de semanas antes para realizar prensa y difundir los conciertos de los días 8 y 9 de abril del ‘81.
 En aquella época teníamos un programa de radio y nos visitaron sus integrantes. En el estudio A del SODRE en la calle Mercedes esquina Andes, entre lo que quedaba de un teatro y una radio en ruinas, junto con DeQo Nuñez compartimos la entrevista. Con la ansiedad propia del momento, preguntas y un montón de discos sobre la mesa, fue cuando les mostré el lp La Bossa de Hugo y Osvaldo. El motivo de la nota era promocionar el concierto de OPA; no podíamos eludir alguna pregunta sobre Los Shakers. El encuentro se grabó en ese estudio, dada las características y la importancia de los invitados y las malas condiciones del resto de las instalaciones. Aquella sensación en el estudio fue de admiración y respeto a quienes escuchamos desde la adolescencia y que, ahora, teníamos al lado. Con el tiempo nos acostumbramos a verlos en la calle, un estudio, un ensayo, un teatro. Hoy me alegro de haber sentido aquella sensación, similar a lo que puede producir conocer a un artista extranjero importante. Me alegro doblemente, porque me lo hicieron sentir músicos que nacieron acá.


Los días previos a los conciertos eran como de fiesta, el encuentro y la expectativa generada pasaba por arriba de cualquier análisis de los “críticos de turno” que escribían en los diarios. Caras conocidas con sonrisas de gozadera total flotaban entre las butacas. Había emoción en el encuentro con el arranque del primer tema. Era la presentación del OPA, con Hugo, Osvaldo, Ringo, Rada, el trompetista Gary Gazzaway, María de Fatima, Carol Moore en voces y como invitados participaron Eduardo Mateo, Jaime Roos y Jorginho Gularte. A partir de ese hecho, como buenos uruguayos -a pesar de la gira con Milton-, anclaron en el Río de la Plata. Luego de la grabación del disco OTROSHAKERS, Ringo Thielmann regresó a Estados Unidos. En el año 1981 grabaron el disco A Los Shakers “OTROSHAKERS”. Participaron: Hugo y Osvaldo Fattoruso, Ringo Thielmann, Rubén Rada, Carol Moore, María de Fátima, El Chino Matías y Ciruela Fattoruso. Productor musical: Hugo Fattoruso. Productor ejecutivo: Oscar López para Sazam Records. Ingeniero de grabación: Roberto Fernández Khoury, Asistente: Daniel Medina. Grabado en los Estudios Ion de Buenos Aires, Argentina. Lp editado en 1981 por Sazam en Argentina y Sondor en Uruguay.

 

Milton Nascimento, Hugo Fattoruso, octubre 2018 - foto aldo novick


Otro de los vinilos grabado ese mismo año fue Barcarola, en el Estudio A de Sondor. El técnico de grabación fue Daniel Baéz. Participaron: Pippo Spera, Eduardo Márquez, María de Fátima, Susana Bosch, Hugo Fattoruso y Osvaldo Fattoruso. Editado en 1981 por el sello Sondor en Uruguay en formato longplay y casete, años más tarde en formato cd. Hugo y Osvaldo grabaron por gentileza de Sazam Records. Además, en ese momento Hugo y Osvaldo participaron de varios proyectos y grabaciones a las cuales fueron invitados. Frente a la realidad del medio uruguayo y a las pocas posibilidades de trabajo en nuestro país, Hugo viajó a Río de Janeiro, Brasil, para trabajar con Chico Buarque, Djavan, Milton Nascimento, Nana Vasconcelos, Toninho Horta, entre otros. Osvaldo se fue a Buenos Aires para formar parte de la banda de Rada. Ese mismo año María de Fátima graba Bahía con H, un lp en Sondor con la participación de Hugo, Osvaldo, Chango Castro, Pippo, Spera, Susana Bosch, Marcos Spiro, Eduardo Márquez, Jorge Graf, Roberto Galletti, y Pedro Wrede. A partir de ese momento, Montevideo es la ciudad donde se quedan a vivir; continuaron los viajes, pero Uruguay es el punto de encuentro con el barrio.

En 1985 Hugo comenzó a grabar el disco Varios Nombres. El trabajo de grabación se realizó entre el ‘85 y el ‘86 en el estudio La Batuta de Montevideo. Las tomas de sonido fueron realizadas por Darío Ribeiro, Hugo Jasa, Francisco Grillo, Luis Restuccia, con la participación de Hugo Fattoruso y Pippo Spera. Participaron: Hugo Fattoruso, teclados, batería digital, guitarra y voz; Osvaldo Fattoruso batería; Pippo Spera coro y conversa inicial; Urbano Moraes conversa inicial; Tambores del Cuareim: Artigas, Cacho Martirena, Gradin, Daniel “Pimienta”, Mario Lobo Núñez, Luis Lula Alonso, Manuel “Cebolla” Silva y Fernando Lobo Núñez. Producción Artística: Pippo Spera y Hugo Fattoruso. Compaginación final: Jaime Roos. Editado en 1986 por el sello Orfeo, Montevideo, en formato longplay y casete. Posteriormente en cd. En la foto de contratapa aparecen caminando por el Barrio Sur de Montevideo Hugo con Fernando Lobo Núñez y un joven junto a ellos.


Al año siguiente OPA vuelve a reunirse en Montevideo para realizar un concierto en el Teatro de Verano Ramón Collazo del Parque Rodó. El concierto realizado el 17 de octubre de 1987 fue grabado en vivo. Las tomas de sonido fueron realizadas en ocho canales por La Grabadora. Ingeniero de grabación en vivo: Daniel Baéz, técnicos de grabación en vivo: Luis Mazzoni y Carlos Ghiringhelli. Mezclado en estudio La Grabadora, por Daniel Báez. Participaron: Hugo Fattoruso, Osvaldo Fattoruso, Ringo Thielmann, Rubén Rada, María de Fátima, Enrique De Boni, Gary Gazzaway, Tambores: Fernando Lobo Nuñez, Mariano Barroso, Manuel Silva. Invitados: José Pedro Beledo, Juan Gadea y Pippo Spera.
OPA en vivo fue editado en formato longplay y casete en 1988 por el sello Orfeo en Montevideo. En la ficha técnica del disco no aparece, pero otro de los invitados fue Jaime Roos. Aparece entre el público que había a los costados del escenario, en la foto de la contratapa del lp que fue tomada durante el show; Jaime está con un niño de unos 9 años; quizás sea su hijo Yamandú. Hugo vuelve a quedarse en Montevideo. Se integra a la banda de Jaime Roos.

 

Hugo, Galletti, Rada, Urbano, Buscaglia, Mateo, Osvaldo y J.Gadea - foto aldo novick


Al año siguiente comenzaron los preparativos para otro proyecto. Reuniones, ensayos, ajustes y una banda que se fue armando con Hugo Fattoruso, Osvaldo Fattoruso, Eduardo Mateo, Rubén Rada, Urbano Moraes, Horacio Buscaglia, Juan Gadea -ex integrante del grupo Los Campos-, Roberto Galletti -ex baterista de Totem-, Fernando Lobo Nuñez, Mariano Barroso, Nego Haedo, entre otros invitados en coros. Se realizaron dos conciertos: uno el 31 de enero de 1989 en el Teatro de Verano con entradas agotadas (grabado en vivo, editado por el sello Orfeo ‘89) y el segundo, 15 días más tarde, en Playa de los Pocitos reuniendo a más de 40 mil personas, siendo tapa de todos los diarios capitalinos al día siguiente. El concierto fue realizado bajo el nombre: Los Shakers, El Kinto y Los Beatles. Las camisetas de producción con los nombres de los artistas pintados en su espalda fueron realizadas por el diseñador Lic. Petinatti que, en esos tiempos, utilizaba otro nombre artístico.


En 1986 el sello Orfeo editóo el long play Varios nombres. Hugo abre la década del ’90 con la edición del disco Oriental. Los temas son de Hugo Fattoruso, salvo el tema La del Cheche con Gustavo Etchenique y Lonjas Del Cuareim, del folclore afrouru- guayo. Fue editado en Brasil; increíblemente pasó un buen tiempo para que apareciera en las disquerías de Uruguay. En uno de mis viajes a Río de Janeiro, caminando por Ipanema ingresé a una pequeña disquería atrapado por la edición en cd de un viejo longplay titulado California Concert de George Benson, Freddie Hubbard, Hubert Laws, Stanley Turrentine, Hank Crawford, Johnny Hammond, Ron Carter, Billy Cobham y Airto. La pequeña disquería no tenía más de 300 discos en su local. Le comenté al vendedor: “Me interesa el disco que está en la vidriera”. Me explicó que los discos no se podían abrir de su caja, por lo cual yo no lo podía escuchar. Le dije que no hacía falta, que me interesaba comprarlo. Y le pregunté: “¿Me podrías decir dónde puedo encontrar un disco de Hugo Fattoruso?”. El carioca me dijo, sonriente: “ORIENTAL !!!”; le respondí: “¡Sí!”. Se dio vuelta y sacó el compacto de Hugo. “Dame tres discos.” Me miró y me preguntó: “¿Tres?”. Le expliqué que uno era para mí y los otros para amigos; que uno vivía en España. Y le agregué: “Este disco en Uruguay no está editado.”
Cuenta con la producción ejecutiva de Som da Gente. Dirección musical: Hugo Fattoruso; dirección de Estudio: Eduardo Souza; ingeniero de grabación: Robson Leite; mezcla Robson Leite y Hugo Fattoruso. Fue grabado en el estudio Nossoestudio en San Pablo, Brasil, en setiembre de 1990. Editado por Som da Gente.


Ese mismo año el sello Orfeo, en Montevideo, editó en formatos longplay y casete el trabajo Ahora sí!! con La Escuelita, banda que acompañaba a Jaime Roos. Grabado entre abril y junio del ’90 en la grabadora Elvysur -estudio de la calle Convención- por Luis Restuccia, con mezcla de Roos, Restuccia y la banda. Integrantes: Pablo Pinocho Routin, Rolando Fleitas, Popo Romano, Benjamín Medina, Diego Ebbeler, Gustavo Etchenique y Hugo Fattoruso. Invitado: Jaime Roos. Disco dedicado a Eduardo Mateo. También ese año se editó el trabajo de Hugo Fattoruso y Los Pusilánimes Qué suerte! Las Aventuras de Fattoruso & Rada (1991). La edición del disco que tengo corresponde al año ‘94 de Melopea Discos. Fue producido por Litto Nebbia y grabado en el estudio del Nuevo Mundo en enero del ‘91 en Buenos Aires. Ingeniero de sonido Mario Sobrino y Edgardo Rapetti. Mezcla Fattoruso, Rada, Rapetti. Participaron: Hugo Fattoruso en piano, teclados, guitarra, bajo, batería; Rubén Rada: voz, percusión. Invitados: Gustavo Etchenique: batería; Carlos Da Silva y Walter Haedo: percusión; Diego Ebbeler: sintetizador; Litto Nebbia: melódica Yamaha.


Entre el invierno del ‘93 y el otoño del ‘94 grabaron -en el estudio de Sondor- Hugo Fattoruso y Jorge Graf el disco Momentos. El disco fue editado en 1994 por el sello Sondor, de Montevideo. Graf vivió muchos años a la vuelta de la casa de la familia Fattoruso, en Lima casi Justicia, donde daba clases de batería con Gonzalo Farrugia. Fue baterista de Opus Alpha, de Días de Blues junto a Daniel Bertolone y Jorge Barral.
Participaron: Jorge Graf, Hugo Fattoruso, Carlos Quintana, Diego Ebbeler, Popo Romano, Palito Elizalde, Gustavo Etchenique, Nego Haedo, Francisico Fattoruso y en coros Gabriela Girindo. Tomas de sonido realizadas por Jorge Ripoll. Mezclado por Ripoll, Hugo y Graf. Masterización Wilson González. Fattoruso & Canoura: Locas Pasiones en el Solís, Laura Canoura - Hugo Fattoruso. Grabado en vivo en el Teatro Solís de Montevideo, el 3 y 4 de mayo de 1994 por Daniel Romano para el sello Orfeo. Remasterizado por Daniel Báez, Laura Canoura y Hugo Fattoruso en La Batuta. Editado por el sello Orfeo, Uruguay, en 1994.

El disco Homework fue editado en 1997 por el sello Big World de Nueva York. Producido por Hugo Fattoruso y Neil Weiss. Grabado en la casa de Hugo Fattoruso y en los estudios Eastside Sound de Nueva York. Grabación y mezcla A.W.Dick y Hugo Fattoruso. Masterizado: Jay Newland, BMG Estudios de Nueva York. Candombe final track 13 El Gramillero grabado en el Estudio Del Cordón Montevideo, por el ingeniero de sonido Luis Restuccia con Jorge Mulet. Productor ejecutivo: Neil Weiss. Alma y Vida, Hugo Fattoruso, Candombe en New York, editado en 1999 con nueve temas: Afrocandombe, Uh, que macana, Lonjas de Cuareim, 4 de octubre, te encontré cuando cuando te fuiste, entre otros. El Trío Fattoruso con Hugo, Francisco y Osvaldo Fattoruso en el año 2001 graban en el Estudio Del Cordón de Montevideo, con Luis Restuccia. Además tiene grabado En Vivo en Medio y Medio. Grabado los días 1 y 2 de enero 2005 en el club de jazz Medio y Medio en Punta Ballena, Uruguay, con el Estudio móvil MT. Ingeniero de grabación Maurico Trobo. Mezcla y Mastering en Estudios Metal, Virginia Beach, EE.UU. Mezcla y mastering: Francisco Fattoruso.
Blue + Ciencia Fictiona por 2: 
Al año siguiente, 2002 el sello Polystar de Japón edita el disco O Ultimo Blue. En el 2004 el sello SJazz de Argentina editó el compacto Ciencia Fictiona, y el mismo sello cinco años más tarde, 2009 lanzó el disco HF Café y Bar Ciencia Fictiona, grabado en Estudio Los Elefantes, Buenos Aires. Juan Belvis: técnico de sonido, el track cinco fue registrado en Estudio Sondor, Montevideo, con Gustavo De León. Mezcla y mastering en Estudio Del Cordón, por Luis Restuccia. Asistente artístico: Gustavo Montemurro. Producción ejecutiva: Leandro Quiroga.

 

foto aldo novick



Hugo Fattoruso & Tomohiro Yahiro. El disco Dos Orientales fue grabado en el 2007. Habían grabado anteriormente con Segi Takamasa, pero el cd Dos Orientales fue el primero del dúo. En ese cd hay temas propios y hay versiones de temas de compositores y autores como Eduardo Mateo y Antonio Carlos Jobim. Habían realizado tres giras antes de la grabación del disco.
En ese viaje Hugo también colaboró con un prestigioso grupo de cuerdas que lidera la violinista Aska Kaneko. En noviembre del mismo año volvió a Japón para representar a Uruguay en el even- to “La noche del Mercosur” que se realizó en el Tokyo Opera City Theater; lo acompañó el coro de niños Shinjuku-ku Shonen Shojo Gasshodan de Shinjuku.
Recorrió el interior de nuestro país con un espectáculo solista. Realizó una gira por Corea con Tatita Márquez en percusión. En agosto 2012 pasado realizó una gira por Japón con Tomohiro Yahiro. Realizó unos 20 viajes a Japón con el Trío Fattoruso, con Rey Tambor y como solista. Las giras que organizan Yahiro Tomohiro y Atsuko Kai -su productor- por Japón son de varias semanas y recorren varias ciudades. Hugo vivió varios años en Brasil, trabajó como tecladista y arreglador en muchos grupos. En el año ‘86 integrando el grupo de Djavan viajó a Japón por primera vez. En esa oportunidad conoció a Tomohiro. Por el año 2000 el japonés lo llamó para proponerle un proyecto que se concretó varios años más tarde. Cuenta Hugo: “Con Tomohiro íbamos a las escuelas. Yahiro colgaba un mapa y elegía instrumentos de distintas partes del mundo. Los toca y explica de dónde vienen. Les contaba a los niños... ‘Ahí vive Hugo y de ahí nace una música llamada candombe’. Le mostrábamos cómo suena cada instrumento.” Un ejemplo a imitar.


Hugo Fattoruso y Rey Tambor. 
Palo y Mano. Fue grabado en Estudio Del Cordón en el año 2003, por Luis Restuccia y es la primera grabación que realizaron Hugo Fattoruso & Rey Tambor; pasaron muchos años y el trabajo no se editaba, finalmente salió a la venta. Participan: Nicolás Peluffo, Fernando Núñez y Diego Paredes. En julio de 2007 en Estudios Sondor graban el disco: Emotivo. Con Hugo, Diego Paredes, Fernando Núñez, Nicolás Peluffo y Osvaldo Fattoruso. Editado en 2009 por MMG.
También editan Puro Sentimiento. Participan: Diego Paredes, Fernando Núñez, Noé Núñez y Hugo Fattoruso, invitado Lobo Núñez. Grabado en Sondor por Gustavo De León en 2009 y editado ese mismo año por Sondor. Se incluye una grabación en vivo de Cuerda Ansina realizada el 25 de agosto del ’99, por la calle Isla de Flores en el Barrio Sur de Montevideo. El lunes 9 de noviembre de 2009 Hugo Fattoruso fue declarado Ciudadano Ilustre de Montevideo, por su trayectoria artística. Reconocimiento recibido de manos del Intendente de Montevideo -Ricardo Ehrlich- en la sala de conferencias del Teatro Solís. El jueves de esa misma semana Hugo realizó un concierto dentro del ciclo “Los grandes músicos uruguayos” en el Solís. En la oportunidad, expresó: “...Nunca pensé en recibir un reconocimiento. Cuando me enteré me quedé sin palabras.” “... Esto se lo debo a los maestros que incidieron más directamente en mi formación. Pero hay gente que considero verdaderamente mis maestros por haber trabajado y aprendido directamente con ellos: Paco Mañosa y Manolo Guardia. Mi maestra de acordeón a piano, Polola, vivía en la misma manzana que nosotros. Fue la que le comentó a mis padres que tenía que estudiar piano, así fue que empecé con la profesora Iris Segundo; también hay excelentes músicos, mis padres...”


En Concierto es el nombre del primer dvd de Hugo Fattoruso; obtuvo el Graffiti 2010 como mejor dvd musical. Filmado y grabado en vivo por Lavorágine Films. Está dirigido por Guillermo Casanova. Los músicos que lo acompañaron son: Osvaldo Fattoruso, Alex “Ciruela” Fattoruso, Fernando “Lobo” Núñez, Diego Paredes, Fernando Núñez (hijo), Noé Núñez, “Tatita” Márquez, Enrique Gule, Carlos Quintana, Nicolás Mora, Martín Morón y Leo Méndez (Edición: dvd más un cd, MMG). Aska Strings es un disco editado por Ewe Records en 2009, con oche temas que pertenecen a Hugo, otros a Jaime Roos, Eduardo Mateo, Pedro Ferreira. Staff: Art Direction, Design – Norihiro Uehara, Cello – Shin-ichi Eguchi, Contrabass – Shigeki Ippon, Liner Notes – Jin Nakahara, Mastered By – Kohji Suzu*, Piano, Vocals – Hugo Fattoruso, Producer – Donbay Nagata, Recorded By, Mixed By – Satoru Fujii (3), Strings – Aska Strings*, Viola – Keiko Shiga, Violin [1st], Vocals – Aska Kaneko*, Violin [2nd] – Yuuko Aiso*. Photography By – Naoko Ogura.


Acorde On es otro cd de Hugo Fattoruso de 2011. El disco, coproducido por Luis Restuccia, fue publicado por el sello Ahora, de Japón. La edición uruguaya es del sello MMG, 2012. Con nuevas composiciones y versiones de otros autores, seleccionadas especialmente para ser interpretadas por ese instrumento en forma solista. Fattoruso - Tomohiro en 2012. Se presentaron en Argentina y Uruguay. Tomohiro fue invitado en el recital del Trío Fattoruso - Romano - Ibarburu en el Teatro Solís de Montevideo. Posteriormente realizaron otra gira de más de dos meses por Japón. Conciertos en 28 ciudades. Regresó a Montevideo unos días y cruzó el charco; fue a Buenos Aires, donde se quedó casi un mes. Ese mismo año se editó Cuarteto Oriental, Hugo, Osvaldo, L.Amuedo, y D.Maza. En 2013 se editó Orienta de Tomohiro Yahiro y Hugo Fattoruso, incluye Luces de Tokyo, Tu alegre paso, Ritmo, en total son nueve temas. Ese mismo ñao también se lanzó el disco y dvd Fatto in casa, el dvd con 18 canciones y el disco con 16. Editado por Bizarro Records. Dos años más tarde presenta dos trabajos Hugo & Leo Maslíah: Montevideo Ambiguo con 14 tracks.

 

Hugo y Osvaldo, Lima y Justicia, Montevideo - foto aldo novick


Hugo Fattoruso una película de Santiago Bednarik, fue presentada el 6 de mayo de 2017 en el auditorio Nacional del Sodre.
 La película repasa la obra de Hugo Fattoruso, con material de archivo restaurado en calidad 2K y entrevistas a figuras que compartieron parte de su trabajo, como Chico Buarque, Djavan, Milton Nascimento, Fito Páez, Jaime Roos, Jorge Galemire, Lobo Núñez, León Gieco, Litto Nebbia, Rubén Rada, Fernando Cabrera, entre otros. Duración 90 minutos. Formato Full HD. En
2018 su nuevo disco titulado Hugo Fattoruso y Barrio Opa. Hugo Fattoruso - Teclados y Voz, Francisco Fattoruso - Bajo Tato Bolognini - Batería, Niciolás Ibarburu - Guitarra
, Albana Barrocas - Percusión y Voz
, Mathías Silva - Tambor Piano Guillermo Díaz Silva - Tambor Chico
, Wellington Silva - Tambor Repique. Álbum: Believe Music, tracks del vinilo * 1. La del Cheche* 2. Botijas* 3. Candombe Beat Funk* 4. El Romance del Sordo* 5. Trenes de Tokyo* 6. Candombelek 7. Candombe Alto* 8. Llamada Insólita* 9. Antes / Goldenwings* 10. For You To Be Proud 11. Berimba-ô (bonus track) 12. Anima 2 (bonus track).
Far Out

Los especialistas brasileños con sede en Londres, Far Out Recordings, se aventuran más lejos, a Uruguay, para grabar un nuevo álbum con Hugo Fattoruso. Después de años con grupo Opa de los '70, Far Out tiene el honor de presentar a Hugo Fattoruso y Barrio Opa: un nuevo trabajo de Fattoruso y su equipo de músicos, incluyendo el Candombe de los renombrados hermanos Silva. Grabado en Sondor Studios, Montevideo, el álbum es el desarrollo natural del sonido original de Opa, fusionando ritmos Afro-uruguayos, armonía de jazz y una fuerte actitud funk, bajo la visión musical única de Hugo. Nacido en la capital uruguaya de Montevideo en 1943, el compositor, arreglista y multiinstrumentista Hugo Fattoruso ha tenido una profunda influencia en todos los aspectos de la cultura musical latinoamericana. Desde los comienzos, tocando en su banda familiar en festivales callejeros, con Los Shakers: la respuesta de América del Sur a los Beatles, y uno de los grupos de rock and roll más exitosos del continente. A finales de los años sesenta, Fattoruso buscaba ampliar sus horizontes musicales, y en 1969 se mudó a Nueva York, donde formó Opa y se codeó con Ron Carter y Creed Taylor.



Fusionando Candombe (ritmo tradicional de Uruguay) con rock, jazz, funk y otros ritmos latinoamericanos, Opa creó una voz afro-uruguaya distintiva dentro del vernáculo del jazz global, influenciando a una generación de músicos a lo largo de los años setenta y más allá. Durante los años ochenta, Fattoruso se mudó a Brasil, donde continuó trabajando y grabando con artistas brasileños, entre ellos Milton Nascimento, con quien compuso el álbum ganador del World Music Grammy Nascimento en 1997. Fattoruso también colaboró ampliamente con Airto Moreira, arreglando y tocando en un una plétora de registros exitosos que incluyen Fingers y I'm Fine, How Are You. Más recientemente, la música de Fattoruso ha sido sampleada por los gustos Flying Lotus y Madlib. Con una carrera tan prolífica, la relativa oscuridad de Fattoruso parece extraña. Uruguay está empequeñecido en ambos lados por Brasil y Argentina, y aunque la geografía puede tener algo que ver con eso, la propia elusividad de Hugo también puede explicar por qué alguien tan influyente ha sido hasta ahora, tan poco apreciado. Una figura profundamente humilde, que nunca se conformó demasiado en ningún lugar, Hugo ha dedicado su vida a la música y poco más. Le ha tomado veinte años a Far Out rastrear al hombre detrás de Golden Wings y Magic Time, y no fue hasta que el jefe de sello Joe Davis conoció a un productor uruguayo (más de una demasiada cerveza artesanal) en una conferencia de música mundial en Budapest, que finalmente hizo contacto con uno de sus ídolos musicales.

 

El Trío Fattoruso integrado por Hugo, Osvaldo y Francisco trabajó entre 2000 y 2012, hasta que falleció su hermano Osvaldo. Desde 2016 Hugo mantiene su trabajo como solista, entre otros proyectos que comparte con otros músicos. Del 2007 al presente con Yahiro Tomohiro, percusionista japonés, con el dúo Dos Orientales. Del 2009 al 2012 Trío Fatto – Maza – Fatto, con Osvaldo y Daniel Maza. 2009 – 2012 Cuiarteto Oriental: Osvaldo, Danile Maza y Leonardo Amuedo. Desde 2013 Ha Dúo con Albana Barrocas.

Ha grabado y actuado también junto a: Grupo del Cuareim, Hiram Bullock, Toninho Horta, Nicolás Ibarburu, Luis Salinas, Fito Páez, Toto Méndez, Edú Pitufo Lombardo, Djavan, Chico Buarque, Ri- cardo Nolé, Eduardo Mateo, Larbanois-Carrero, La Tríada, Fafá de Belém, Miucha, María Bethânia, Arismar do Espirito Santo, Joao Bosco, Hermeto Pascoal, Geraldo Azevedo, Naná Vasconcelos, Abraham Laboriel, Manolo Badrena, Vernon Reid, Don Cherry, Gio- vanni Hidalgo, Ron Carter , Litto Nebbia , Fito Páez, Liliana Herrero, Adriana Varela, Takamasa Segi, entre otros...


Durante un concierto en el Teatro Solís, entre tema y tema Hugo Fattoruso conversaba con el público y contó la anécdota que si- gue:
“Una noche estoy trabajando en un bar, en el piso 49 de un edificio en Chicago. Era un martes, no había nadie; ventiscas, nieve. Mu- cho frío. Estoy tocando en el piano bar; no había nadie en el lugar. Luces, los bronces lustrados, las copas, brillando; todo perfecto. Un piano bárbaro. Me siento en la barra a tomar un refresco; entra un parroquiano y me dice: ‘Perdone, ¿aquí hay música más tar- de?’. Le digo: ‘Sí, casualmente yo soy el pianista; voy a tocar ahora de aquí a poquito’. ‘Ah! -dice el hombre- por favor, te tengo que pedir algo: tengo un lío horrible con mi mujer. Entonces, cuando ella entre, yo te voy a hacer una seña. Y ahí tenés que tocar una balada, bien romántica, para ver si arreglo la cosa’. Le digo: ‘Fa!’. Me dice: ‘¿Vos cantás?’ Y le digo: ‘Bueno, yo tengo acento porque soy de Sudamérica; soy uruguayo. Pero, sí, canto, algún tema en inglés conozco’. Me dice: ‘Mirá, cualquier balada que vos cantes me sirve, pero hay una balada que si vos la supieras -aunque es medio raro- porque con esa balada nosotros nos hicimos novios.’ Y le digo: ‘¿Y cuál es la balada?’. Me dice: ‘Es una balada de un tipo que se llama Hugo Fattoruso y se llama Your star...’ ”.


Hugo Fattoruso y Airto Moreira.
 La canción Samba de Janeiro se utilizará para el Mundial de Brasil 2014. La noticia llegó a oídos de Hugo y reavivó su indignación y un viejo conflicto con el músico brasileño Airto Moreira por la autoría de la canción. Hugo Fattoruso reclama -desde hace años- un 25% de las regalías por el tema. La canción, se convirtió en un éxito masivo; pasó a llamarse Samba de Janeiro; sonó en discotecas de todo el mundo en los ‘80 y ‘90 y, con los años, ha tenido varias versiones. El estudio de abogados que representa y asesora a Fattoruso al igual que AGADU, buscarán lograr un acuerdo con Airto. De llegar a un juicio cuentan “con pruebas testimoniales y documentales suficientes” para demostrar la autoría de Fattoruso. La popular melodía originalmente fue publicada con el título Tombo en 7/4 en el disco Fingers -surco siete-, de Moreira y que hoy forma parte de Samba de Janeiro, elegido como can- ción para el Mundial 2014.

Cuenta Hugo:“Cuando estábamos en el estudio grabando Fingers, en una música mía titulada Paraná, Airto puso unas palabras -que ni siquiera eran suyas-, un texto popular anónimo. Yo hice un puente en Tombo 7/4, los ocho compases del samba y que- damos de común acuerdo, para ‘simplificar’, que Paraná la registraba como mía y Tombo quedaba como suya. Así fue. Pero mi melodía estalló en las discotecas europeas primero y después fue usada en el Mundial del ‘94. ¡La escuchaba hasta en la televisión de Japón, cuando estaba de gira!. Bajaba el volumen del televisor para no amargarme. Después, trabajando con Milton Nascimento la escuchaba cuando la pasaban en TV Globo. Que ahora esté en el Mundial de Fútbol Brasil 2014 es demasiado. Tiene que quedar claro en la Asociación de autores y compositores de Estados Unidos que somos coautores. Me envió cinco mil dólares, que no los acepto; no quiero que me regale nada, quiero lo que me corresponde. Que no sea angurriento. Durante muchos años escuché con amargura los acordes de Samba de Janeiro.” Hugo Fattoruso cuenta con el apoyo de la Asociación General de Autores del Uruguay (AGADU) y de la Sociedad General de Autores y Editores de España (SGAE).

Hugo continúa con proyectos constantemente, durante agosto - setiembre 2018 realizó otra gira por Japón con Tomohiro Yahiro. Cuenta Hugo Fattoruso: "Muy feliz !!! 13va gira consecutiva de Dos Orinetales por Japón, del 24 de agosto al 6 de setiembre 2018. Llegó al aeropuerto de Internacional Carrasco el lunes 17 de setimbre casi sobre media noche, al día siguiente viajó a Buenos Aires. El sábado 13 de setiembre realizará un espectáculo con entrada gratuita en el Centro Salesiano, en formato dúo.

El 20 de octubre Hugo Fattoruso presenta su nuevo disco
 titulado Hugo Fattoruso y Barrio Opa, en La Trastienda MVD. 
Músicos: Hugo Fattoruso - Teclados y Voz, Francisco Fattoruso - Bajo Tato Bolognini - Batería, Niciolás Ibarburu - Guitarra
, Albana Barrocas - Percusión y Voz
, Mathías Silva - Tambor Piano Guillermo Díaz Silva - Tambor Chico
, Wellington Silva - Tambor Repique.

Publicidad

728x90 oidos